"Corrupción ataca a servicios públicos"

Ágatha Reyes | La Prensa de Lara.- La falta de inversión más la corrupción gubernamental han llevado al deterioro continuo la calidad de vida de los venezolanos, pues según Julio Gutiérrez, vicepresidente del Colegio de Ingenieros de Lara (CIEL), desde el 2010 no se ha invertido en materia de energía eléctrica, agua y vialidad, llevando a Venezuela a un retroceso donde el que sufre es el ciudadano de a pie.

El también presidente de la Comisión de Servicios Públicos del CIEL, precisa que los recursos asignados para la recuperación del sistema eléctrico (servicio más afectado por la desinversión), declarado en emergencia durante el mandato de Hugo Chávez, no fueron ejecutados, lo que a su juicio agravó aún más el panorama en el país y 10 años de la declaración de Venezuela sufre las deficiencias manifestadas en un apagón nacional que desde el colegio no descartan que se repita ante la falta de mantenimiento en subestaciones.

¿Cómo está Venezuela en materia de servicios públicos?

A nivel nacional hay precariedad en la prestación de servicios públicos esenciales a la ciudadanía. Hay fallas en electricidad, agua potable, disposición de desechos y transporte público, todos con deterioro acelerado en los últimos 10 años.

¿Qué ha ocasionado este deterioro?

La centralización, pero lo que más ha aumentado el deterioro de los servicios públicos ha sido la corrupción que ha llevado a la debacle o caída que se ve principalmente en el área eléctrica y a su vez en materia de agua.

¿Quién propició la corrupción en esa área?

En el año 2010 se le presentó al presidente Chávez un informe donde debía colocarse al sistema eléctrico en emergencia, porque desde el 2005 la desinversión estaba pasando factura, es decir, que esta crisis tiene más de 14 años. Cuando se da ese decreto se asignan casi 100 mil millones de dólares para fortalecer el sistema eléctrico pero esos recursos no se ejecutaron en la compra de equipos técnicos.

¿Ha existido alguna investigación para determinar el destino de los recursos?

Esa es una preocupación que está latente, el enfoque silencioso que ha manifestado la Contraloría de la República son recursos del Estado que no se están investigando. Ellos son los encargados de verificar dónde están los recursos que fueron asignados a una partida y determinar el porqué del incumplimiento en la ejecución de obras tan importantes para el Estado venezolano.

¿Ante la desinversión que denuncia, cuál ha sido el servicio más afectado en los últimos 20 años?

Sin duda el Sistema Eléctrico Nacional y eso lo comprobamos hace poco con el apagón nacional. Hay países que se han desarrollado sin petróleo, pero ninguno sin electricidad. Eso se debe internalizarlo el gobierno porque sin electricidad no hay agua y las empresas básicas como la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) tampoco funcionaran, es decir que se da una paralización en el país que no conviene, más aun cuando estamos en medio de una hiperinflación.

¿Está el país preparado para emergencias en materia de agua de electricidad?

No. En los últimos días vimos cómo la crisis eléctrica agarró desprevenido al gobierno y así en todos los servicios. Desde el 2005 el Colegio de Ingenieros nacional le dijo al gobierno que había que trabajar en el sistema porque en Venezuela es híbrido, es decir, hay generación de energía hidroeléctrica y termoeléctrica para compensar. La idea era que en verano funcionaran las plantas termoeléctricas mientras que se hacía el mantenimiento a las hidroeléctricas y en épocas de invierno se abrían las compuertas para aumentar la generación de energía.

¿Qué ha pasado con las grandes obras a nivel nacional?

Es otra área que ha sido muy golpeada. Hace 20 años Venezuela era vanguardia en Latinoamérica en cuanto a infraestructura vial se refiere, pero hay un deterioro acelerado en más de 100 mil kilómetros pavimentados y de los casi 45 mil kilómetros de vías de penetración agrícolas importantes para levantar la producción agroalimentaria.

Hay un 80% de vías en franco deterioro, y hace poco se envió una informe sobre la emergencia vial y las cuatro vías con más dificultades, entre ellas Los Andes, la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, el oriente del país y centro. Maduro decretó la emergencia vial, pero fue por 90 días prorrogables donde no se cubrió la necesidad real de mantenimiento, pero lo mismo ocurre con los más de 6 mil puentes que tampoco han recibido mantenimiento, donde el 90% está en estado de urgencia y el gobierno lo sabe. En los últimos años no se ha construido ni el 1% de la cantidad de vías de las más de 29 troncales que tenemos en el país.

¿Por qué cree que no han sido escuchadas en totalidad las recomendaciones emitidas por el gobierno?

Porque hay una ceguera gubernamental de no querer ver al Colegio de Ingenieros como el asesor del Estado para el cual fue creado y esto es un error porque el gremio tiene como finalidad ser garantes del bienestar de la sociedad venezolana.

¿Hay posibilidad de recuperación de los servicios públicos?

Sí, pero hay que salir del proceso de hiperinflacionario, debe haber un cambio de políticas públicas del ejecutivo en cuanto a crear planes eficientes que logren atender la emergencia económica, pero viendo hacia donde apunta el gobierno es cuesta arriba.

Otras Noticias
Locales

Asueto de carnaval no movió mucha gente

| comentarios