Antisocial fue abatido en Bobare

Rafael Piña | La Prensa de Lara.-?Chiquilín? andaba ha­ciendo de las suyas en Bobare. Funcionarios de las Brigadas Territoriales de Inteligencia (BTI) ads­critos a las Fuerzas de Acciones Especiales (FA­ES) abatieron a un ham­pón quien presuntamen­te se enfrentó a la comi­sión en el sector El Paraíso, el miércoles a las 10:45 de la noche.

El cuerpo policial se en­contraba en el sector con la misión de capturar a los miembros de la ban­da de alias ?Chiquilín? la cual tiene en zozobra a las personas de las comu­nidades cercanas en los robos a mano armada, ro­bo y hurto de carros para luego exigirle a los due­ños el pago para la devo­lución del vehículo.

Durante el recorrido los funcionarios observaron a un sujeto que de inme­diato al ver la patrulla sa­lió corriendo y del deses­pero que tenía ingresó a una vivienda desocupa­da. La versión policial asegura que una vez den­tro de la casa sacó un ar­ma tipo escopeta con la que se inició el enfrenta­miento.

Varios minutos de in­certidumbre se vivieron durante el intercambio de disparos donde la la­bor del cuerpo policial fue efectiva logrando neutralizar a Alexander José Loyo Rivas (19), alias ?Chiquilín?, quien reci­bió un par de disparos en el pecho. Fue trasladado al ambulatorio de La Paz ingresando sin signos vi­tales.

?Chiquilín? era el azote de la comunidad El Para­íso y tenía una orden de aprehensión a nivel na­cional por el Juzgado Nú­mero Uno de Control por el delito de robo. Al lugar llegó la comisión del Cicpc para hacer las labo­res de planimetría y que­dó incautada un arma de fuego tipo escopeta cali­bre 12, marca Renegado.

El modus operandi de la banda del ?Chiquilín? es que luego de robar a sus víctimas, piden rescates por los carros, y estas ex­torsiones las hacen en dólares. A las víctimas las amenazan de muerte pa­ra ellos o sus familiares. Aun siguen en investiga­ciones para dar con el resto de los integrantes de la banda delictiva que azota a El Paraíso.

Otras Noticias
Sucesos

Fiesta en San José terminó a balazos

| comentarios