CICPC Captura a homicida

Jennifer Orozco | La Prensa de Lara.- Según las pistas y la versión policial, Elvis Miguel Valenzuela Ji­ménez fue quien dispa­ró y asesinó a Eliomar Enrique Vargas Jimé­nez (20) para robarle un celular. Ahora este pre­sunto homicida está de­tenido en los calabozos de la Subdelegación Quíbor del Cicpc.Una fuente del cuerpo detectivesco narra que

Elvis y otro hampón, de quien esperan identi­dad, estaban el domin­go 17 de febrero tratan­do de cazar a una vícti­ma para robarlo. En ese mismo instante,

Eliomar estaba en una esquina con su teléfono Samsung J2 en la mano haciendo una transfe­rencia para comprar una comida.

Elvis y el otro hampón presuntamente llega­ron a quitarle el teléfo­no a Eliomar, pero este forcejeó con los choros. Supuestamente en ese instante, Elvis disparó en un costado del cuer­po de Eliomar, quien cayó malherido en el pi­so.

La víctima andaba con un primo que buscó au­xilio y fue llevado al Hospital de Quíbor, muriendo media hora después.

Elvis y su compinche ese día se dieron a la fu­ga después de disparar. Según testigos se fue­ron corriendo, pero se llevaron el celular de Eliomar.

Gracias a este celular fue cazado el hampón. Al ser detenido aún lo cargaba entre sus perte­nencias. Elvis fue dete­nido por los ?petejotas? adscritos a Quíbor en el barrio detrás de la gran­ja El Tunal. De su com­pinche no se sabe nada; anda prófugo de la jus­ticia.

El día del homicidio, familiares pidieron que se hiciera justicia por la muerte de Eliomar, pi­dieron al Cicpc que die­ran con los delincuen­tes que le quitaron la vi­da. ?Eso no nos lo va a devolver, pero se hará justicia para que ellos no sigan haciendo daño y que otra familia no pase por lo que hoy no­sotros estamos pasan­do?, comentó la prima del joven.

Eliomar vendía cebo­llas en Quíbor y allega­dos a la víctima cuentan que a pesar de su corta edad, el joven era muy ?centrado? en su traba­jo y desde chamo le gustó la agricultura.

Eliomar vivía junto a su familia en Paso Real, vía Cubiro, pero el sá­bado estaba haciendo unas diligencias en Quíbor y fue cuando los maleantes le dispara­ron.

Ahora sólo falta por determinar quién es el otro hampón y detener­lo, para dar cierre poli­cial al caso del joven co­merciante.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias