Usuarios afectados por reventa de gas

María B. Jordán | La Prensa de Lara.- Conseguir gas es un do­lor de cabeza para mu­chos larenses, pero ahora los guaros denuncian que el bachaqueo se ha proliferado más que nun­ca en comunidades po­pulares y conjuntos resi­denciales privados hasta el punto que venden la bombona pequeña 3 mil por ciento más cara que su valor original.

José Bastidas es albañil y vive en La Conejera, al norte de Barquisimeto y relata que conseguir gas en su comunidad está muy rudo, a pesar que el camión que llega a la co­munidad pasa con cierta frecuencia.

El hombre denuncia que el camión se queda pequeño ante la deman­da que existe. Detalla que en La Conejera son 400 familias y sólo les llevan 250 bombonas. ?Muchos nos quedamos sin gas?, soltó el señor, mientras iba caminando con su le­ña al hombro, opción que le ha tocado usar para preparar sus alimentos. José también se quejó del precio, pues le han ofre­cido bombonas de gas bachaqueadas carísimas ?y a ese precio prefiero seguir cocinando a fo­gón?.

Una bombona de 10 ki­los la venden hasta en 1500 bolívares, aseguró el señor José, y aunque parece poco, los bacha­queros le incrementan el 3.000% a cada bombona.

Los precios justos y ofi­ciales de las bombonas (que tienen en los camio­nes de distribución y en las plantas de llenado) son demasiado baratos: un cilindro de 10 kilos se consigue en 50 bolívares, mientras que una bom­bona de 18 kilos está en Bs. 250 y la más grande, que es la de 43 kilos, la ofrecen a precio justo en 600 bolívares soberanos, pero tal ?golilla? en el mercado es casi imposi­ble conseguirla.

LA PRENSA logró co­nocer que el bachaqueo está aplicando modalida­des de venta bastante particulares, por ejemplo en la avenida El Cemen­terio, al oeste de Barqui­simeto, un consultado comenta que los despa­chadores revenden ?las bombonas que les so­bran luego de su recorri­do y le dicen a ciertos clientes que se los espe­ren en una estación de gasolina cercana para ellos pasársela de mane­ra discreta?.

En Prados de Occidente de la vía Quíbor, sucede lo mismo, pero los reven­dedores se aprovechan de la situación y ofertan la bombona en 5.000 mil bolívares, dijo Gustavo Mendoza. ?.En unos lu­gares las venden en 1500, pero en Prados quieren pedir todo eso?, dijo el muchacho.

En La Piedad Norte de Cabudare existe otra mo­dalidad, los despachado­res llevan el camión, pe­ro quieren bachaquear una bombona de las pe­queñas hasta en 5000 mil bolívares o que por lo menos le den tres pro­ductos de comida, de­nunció Édgar Linares, destacando que ellos no tienen ni la plata ni la co­mida para pagarles a ellos las bombonas a ese precio.?Ni nosotros tenemos para comer?, dijo el hom­bre molesto, asegurando que para esa zona los tie­nen ?negreados?, porque no les venden a precio justo.

En un conjunto privado al oeste de Barquisimeto, los propietarios denun­cian que ofrecen llena­dos de bombonas y co­bran una parte en bille­tes y otra por transferencia y el precio varía según el tamaño de la bombonas, denuncia la gente de la residencia.

Una bombona de 10 ki­los la bachaquean en 4.000 bolívares, cobran­do mil en efectivo y el resto en transferencia, la de 18 kilos en 7.000 y co­bran 2.000 en efectivo y lo que sobra en transfe­rencia y lo mismo con la de 43 kilos, los revende­dores piden 10 mil y de­ben dar 4 mil en efectivo.

Tiene miedo de denunciar

Durante el recorrido de LA PRENSA por los sectores del norte y oeste de Barquisimeto, quienes son los más afectado por la falta del suministro de gas, se logró notar que los vecinos tienen miedo a denunciar las irregularidades que existen en el sector.

Algunos consultados, que prefirieron no identificarse, dicen que no pueden decir nada porque los miembros de sus consejos comunales les pueden quitar el beneficio de venderle el gas a precio justo cada vez que llegue al sector.

Otros, mientras esperan en la cola de la plantas de gas que se ubican en las zonas industriales de Barquisimeto, dicen que ?ni locos pueden salir en el periódico? denunciando irregularidades porque después por su comunidad les agarran idea y los fichan de ?chismosos?.

?Nosotras no sabemos nada de eso?, aseguraron tres señoras que caminaban por Las Tinajitas, quienes alertaban que no querían ni foto ni que les preguntaran nada referente a la distribución de gas, pues según ellas no tenían idea del precio y modalidades, pero iban cargadas de cilindros full ya dispuestas a cocinar en sus casas.

Otras Noticias