Oposición mantiene llamado a calle

Ágatha Reyes | La Prensa de Lara.- Mientras la oposición mantiene la línea de presión de calle, el gobierno alarga los plazos para mantenerse en el poder lo que según Alfredo Ramos, dirigente de la Causa R, es una estrategia para enfriar la calle y el reclamo popular hacia Nicolás Maduro, de quien asegura le ?queda poco en Miraflores?.

A su juicio, el oficialismo busca bajar la guardia de los millones de venezolanos que han salido a respaldar las convocatorias realizadas por la Asamblea Nacional y por Juan Guaidó. ?Maduro y su combo insisten en el diálogo, buscan dividir a la oposición, pero el tiempo no está en contra del pueblo que se mantiene en las calles, sino del gobierno?, dijo Ramos al referirse sobre las acciones de Estados Unidos a otorgar poder a Juan Guaidó sobre las ganancias de venta por petróleo entre otras sanciones que se han registrado los últimos días. ?El gobierno se queda sin margen de maniobra; va en picada porque no han podido disponer del dinero en el exterior?.

Juan Tirado, miembro del Frente Amplio Venezuela Libre, dice que a diferencia de 2014 y 2017 la calle está vibrando porque existe una fuerza que aviva a los opositores para salir de este gobierno. ?La presión que han demostrado los países del exterior le da esperanza al venezolano que quiere un cambio y están viendo que la dirigencia opositora van por un camino claro?.

Otro factor que mantiene la calle caliente es el compromiso de Guaidó en rescatar la Constitución con el: ?cese de la usurpación, el gobierno de transición y la convocatoria de elecciones libres, algo con lo que la gente también se identifica?.

Una muestra de que siguen calentando la calle y metiéndole presión a Maduro es el municipio Torres, donde se han registrado cabildos en 16 de las 17 parroquias de la circunscripción.

Según Jesús Gómez, dirigente de Voluntad Popular, la gente ha manifestado que ?no abandonarán las calles? y es por ello que ejecutarán cabildos los días jueves y viernes de esta semana como actividad previa al 23 de febrero, día en que Guaidó pautó la entrega de la ayuda humanitaria.

Mientras que en Iribarren, el Frente Amplio ha manifestado que respaldarán la sesión del parlamento nacional en el estado que se realizará mañana a raíz de la muerte de jóvenes, supuestamente, protestantes en El Tocuyo en manos de los funcionarios de las FAES.

Otras Noticias
Locales

Precio de comida se mantuvo la última semana

| comentarios