FAES abate al "Nené Grande"

Euseglimar González | La Prensa de Lara.- Madrugan al ?Nené Grande?. Abraham José Pérez Perdomo fue abatido ayer en presunto enfrentamiento contra funcionarios de la Brigada Territorial de Inteligencia (BTI) adscrito a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), en la invasión 7 de Octubre, ubicada en Palavecino.

Según el reporte policial, los uniformados estaban en la invasión en labores de investigación para dar captura a integrantes de la banda del ?Misael?, quienes tienen en zozobra a la comunidad cometiendo robos a mano armada. Aparentemente cuando los policías llegaron a las 6:00 de la mañana hasta la zona, el ?Nené Grande? estaba en su rancho y al verlos trató de correr.

Los uniformados se fueron tras él y se originó un intercambio de disparos y terminó cuando el chamo cayó, tras ser impactado en el hemitórax izquierdo. La comisión lo trasladó hasta la Emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda, pero tras ser ingresado murió.

Se pudo conocer que el chamo había estado preso por el delito de comercio de droga en 2013, tres años después fue detenido nuevamente por posesión ilícita de droga y en el año 2018 funcionarios del Cicpc de

Cabudare le pusieron los ganchos por ocultamiento de arma de fuego. Cuentan las fuentes policiales que hace dos meses el chamo salió en libertad, pues se encontraba recluido en un penal y supuestamente, una vez recobrado su libertad siguió en los malos pasos.

Era consumidor

La esposa de Abraham lloraba desconsoladamente ayer al mediodía en la morgue del Hospital Central y decía entre lágrimas que más nunca lo iba a ver.

?Me sacaron del rancho y me dejaron en el elevado. Yo corrí descalza hasta llegar a la comunidad y ya estaba rodeada de funcionarios y mi esposo no estaba allí. Ya estaba muerto?, comentó en medio del llanto.

La esposa del hombre reconoció que él era consumidor de droga, pero que se estaba portando bien y que hace pocos meses había salido de la cárcel.

?Eso no fue un enfrentamiento. Me lo mataron y ya, más nunca lo voy a ver?, gritaba la mujer en la morgue.

El hombre deja huérfano a un niño de siete años. Vivía junto a su esposa en un ranchito en la invasión.

Otras Noticias
Sucesos

Liberan a escoltas choros por enchufados

| comentarios