"Los mataron sin piedad"

Rafael Piña | La Prensa de Lara.- ?José Alfredo estaba sentado en la acera y yo vi cuando venían los de las FAES y le dije que se en­cerrara en la casa, pero él me dijo que no tenía na­da que ocultar?, relató con lágrimas en sus ojos la madre de José Alfredo Torres Cortez (27) y de Anderson Johan Torres Cortez (18) quienes caye­ron abatidos en un pre­sunto enfrentamiento con las Fuerzas de Accio­nes Especiales (FAES) en el sector El Bosque de El Tocuyo el pasado viernes a las 2:30 de la tarde. En el hecho también cayó Cristian Alejandro Ra­mos Angulo (18).

Según las fuentes poli­ciales la comisión se diri­gió hacia el sector El Bos­que para capturar a tres presuntos delincuentes que tenían azotada la co­munidad.

Al llegar a la zona dieron la voz de alto a los chamos, quienes se opusieron a la detención y se originó un enfrenta­miento cayendo mal he­ridos los hermanos To­rres, mientras que Ra­mos murió minutos después de ingresar en el Hospital Egidio Montesi­nos de El Tocuyo.

El sábado a las 3:00 de la tarde a las afueras de la morgue del Hospital Cen­tral Antonio María Pine­da se encontraba la ma­dre José y Anderson To­rres, y el padre de Cristian Ramos, quienes dieron su versión de lo que ellos califican con un ?maca­bro asesinato?.

?Ellos llegaron y agarra­ron a mis dos hijos junto a Cristian y los apunta­ron con sus pistolas, se los llevaron al patio de mi ca­sa y los mataron sin mo­tivo alguno?, señaló la madre.

Según versión ex­traoficial por parte de los entes de la alcaldía de El Tocuyo a los tres chamos los mataron por estar su­puestamente implicados en la quema y estar me­rodeando tanto los alre­dedores de la alcaldía de Morán como las adyacen­cias de la casa de la alcal­desa Gisela Rodríguez, el día 23 de enero.

Algunos habitantes de El Tocuyo y familiares de los abatidos desmintie­ron dicha información señalando que las perso­nas que estaban en las calles eran perseguidores del oficialismo y preten­dían hacerse pasar como opositores.

?Todo El Tocuyo sabe que los muchachos no te­nían entradas policiales y no eran conocidos por ser unos delincuentes, es una injusticia lo que les pasó a ellos, y no les importa el dolor de dos familias que lloran la pérdida de sus hijos?, dijo el padre de Cristian Ramos, quien señaló que su hijo estaba a punto de terminar el bachillerato en el liceo América Fernández de Leoni y estudiaba junto a su mejor amigo Ander­son Torres.

El joven tenía intenciones de irse para Perú donde vive una her­mana, y su padre estaba haciendo las diligencias para conseguirle el pasa­porte y el dinero para el viaje, porque aseguraba que en Venezuela no hay futuro.

?Mi hijo no habla­ba, era muy tímido, era inteligente y no tenía problemas con la justi­cia?, señaló el padre de Ramos.

La madre de José y An­derson señaló que luego de que le mataran a sus hijos los funcionarios de las FAES supuestamente se llevaron de su casa una bombona de gas, un ventilador, un DVD, dos pacas de azúcar y un te­levisor.

Anderson To­rres estudiaba quinto año y ayudaba a su ma­dre en la casa, su herma­no vivía en Valencia don­de trabajaba en una finca y se encontraba de vaca­ciones.

Ayer en horas de la tar­de se realizó el sepelio, los cuerpos fueron lleva­dos en hombros con pan­cartas en rechazo a su muerte como símbolo de protesta y de exigir justi­cia en el caso.

Otras Noticias