Detenidos del Fénix logran traslados a otras cárceles

Euseglimar González | LA PRENSA.- Los presos metieron presión y se salieron con la suya. Más de 65 horas mantuvieron secuestrada a la directora Carla Sara y a los cinco custodios en el área de Media de la Co­munidad Penitenciaria Fénix, y ayer en la ma­drugada fueron libera­dos. ¿La razón?, les otor­garon los traslados de 50 reclusos hasta Vista Her­mosa, en Ciudad Bolívar.

Los reclusos prendieron un motín el lunes y en medio del lío quedó atra­pada la directora junto con los custodios y desde ese momento comenza­ron las peticiones: el tras­lado de 250 presos y fin a los maltratos.

Sólo les fueron otorgados 50 puestos para los hombres y a la mitad de la pobla­ción de las femeninas.

Carlos Meléndez, coor­dinador del Observatorio Venezolano de la Violen­cia (OVV) en Lara, indicó que la situación por la que atravesó Fénix es la muestra de que el régi­men penitenciario ha perdido la labor de la reinserción a la sociedad de los privados de liber­tad.

?Las autoridades deja­ron de cumplir el papel educativo en las cárceles que tienen régimen. Ahora son dominadas por grupos delictivos. A pesar de que Fénix es ba­jo régimen cerrado suce­den este tipo de situacio­nes como son los moti­nes?, opinó.

Fuentes internas del pe­nal contaron a La Prensa que la liberación de los rehenes se dio en la ma­drugada. Al parecer, la directora dejó de estar en cautiverio la noche del miércoles, pero cuando trató de salir los reclusos la secuestraron de nuevo.

Tras una mediación, pre­suntamente, con las au­toridades la mujer y los trabajadores fueron libe­rados.

Los primeros traslados en salir fueron los 50 re­clusos y el destino sería Vista Hermosa en Bolí­var. Luego a las 5:30 de la mañana se dio un segun­do lote de traslados y se­gún los familiares salie­ron cinco Encava con mujeres y serían llevadas hasta Tocorón, Tocuyito y el INOF.

El martes en la tarde se conoció extraoficialmen­te que los reos le cortaron el cabello a la directora, práctica que aplican en el mundo delictivo contra las mujeres como parte de un castigo por una traición o por ir en contra de sus acciones.

La mañana de ayer la si­tuación en el penal era distinta. Todo estaba en calma, no había militares en los alrededores de la cárcel. Sólo estaban los familiares a la espera de información sobre los privados de libertad tras­ladados.

?Bomba de tiempo?

Meléndez sostuvo que Fénix se ha convertido en una ?bomba de tiem­po? y que pronto podría estallar nuevamente. Meléndez explica que todo comienza a partir de los derechos huma­nos de los privados de libertad. Apunta que en el sistema penitenciario existe un deterioro de la justicia.

?Se ha transferido la au­toridad a grupos delicti­vos en las cárceles. Se ha visto cómo los pranes y ministra negocian y ce­den ante sus solicitu­des?, contó.

Meléndez explicó que este tipo de situaciones de conflictos se seguirán viendo en las cárceles de Lara si no hay una depu­ración general de las au­toridades penitenciarias. A su juicio, el Ministerio al ceder ante los reos ya ellos no los ven como una autoridad, sino co­mo un negocio.

Otras Noticias