Dos parturientas mueren en menos de 12 horas

Euseglimar González | LA PRENSA.- En menos de 12 horas murieron dos parturientas el pasado domingo en el Hospital Central Antonio María Pineda y es que, según familiares de las mujeres, la sala de parto se ha convertido en un lamento para las más de 10 familias que han perdido a una pariente, entre octubre y noviembre.

Wuenllys Rosaura Fréitez Losada (22) y Roselys Rodríguez (29) ingresaron a la lista de las parturientas que han fallecido en lo que va de noviembre. Los familiares de Wuenllys denunciaron, ayer en la morgue del hospital, que la joven murió por negligencia médica.

Wuenllys llegó a la sala de parto el miércoles en la mañana junto a su esposo. Ella tenía 37 semanas de gestación. Su doctor le había pautado la cesárea para las 8:00 de la mañana y en el informe reseñaba que a la joven tenían que hacerle cesárea porque el bebé tenía el cordón umbilical alrededor del cuello.

?Mi hija llegó bien. Sin ningún síntoma de dolencia. Le dije que si iba a concurso, porque andaba vestida muy bella?, agacha la cabeza y se lamenta Rocío Losada, madre de Wuenllys.

Rocío relata que después de cuatro horas fue que a su hija la ingresaron para practicarle la cirugía. Señala que le colocaron la anestesia raquídea, la sedaron por completo.

?Mi hija no despertó más. Los doctores dieron muchas versiones de lo que le pasó?, comenta Rocío.

Tanto Wuenllys como su bebé murieron. El bebé nació, según la versión que dieron los médicos a los familiares, con insuficiencia cardíaca, pero luego les dijeron que estaba ?verde?. Luego de practicarle la cesárea a la joven la ingresaron a la sala de Soporte Vital y de ahí no salió. El domingo a la 1:00 de la tarde su corazón dejó de latir.

?A ella no nos la dejaban ver. Sólo el papá y su esposo lograron verla de lejos, movía la mano derecha y el pie izquierdo. Los doctores nos decían que eran reflejos por las máquinas?, sostuvo la mamá.

Señala la familia Fréitez Losada que el domingo los médicos les dijeron que la muchacha había presentado insuficiencia renal, luego que tenía cirrosis y al final contaron que la joven había ingresado muy grave al quirófano y, supuestamente, vomitó sangre.

Los familiares de Wuenllys denunciaron la muerte ante la Fiscalía del Ministerio Público y esperan que hagan justicia por su caso. En ocho días le entregarán los resultados de la autopsia y aseguran que con el informe sabrán qué pasó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias