Se queda dormido y choca

logo170

Jennifer Orozco | LA PRENSA.- Unos cuantos tragos de alcohol le pasaron una factura muy cara al amanecer. Un hombre de 36 años se quedó dormido mientras manejaba una camioneta y cayó a un barranco que le dejó vuelto leña el vehículo y él está vivo de milagro.

Joseph Jonathan Pérez Monsalve estaba en una rumba con unos panas al oeste de Barquisimeto. Tomaron casi toda la noche del sábado y la madrugada del domingo.

A las 5:00 de la mañana, Joseph le dice a sus amigos que se va a su casa porque ya estaba bastante tomado. Dos amigos se montaron con él en su camioneta Ford Explorer gris del año 2002. Los acompañantes iban cerca del aeropuerto Jacinto Lara y como Joseph iba hasta La Carucieña, les dio la cola.

Joseph dejó a sus panas y siguió manejando en sentido hacia el distribuidor El Garabatal, pero en un momento perdió la conciencia. Lo último que recuerda es que los chamos se bajaron y el agarró camino hacia su vivienda y cuando estaba cerca del semáforo, se quedó dormido.

Inconscientemente, Joseph en lugar de cruzar hacia La Carucieña siguió derecho. La camioneta atravesó la acera a una velocidad considerable y voló. Producto de los golpes de la camioneta, Joseph abrió los ojos y vio que estaba en el aire.

Dice que lo poco que recuerda es que veía cómo daba vueltas y llegó un momento que salió expelido por la ventana, quedando a unos 150 metros de la orilla del barranco y en ese instante veía como la Explorer daba vueltas barranco abajo como 300 metros de donde saltó.

Del puesto de la PNB que está a media cuadra del sitio salieron dos funcionarios quienes auxiliaron a Joseph y de una llamaron a familiares, a Protección Civil (PC) del Aeropuerto y a Bomberos de Iribarren.

Primero arribó PC. Ellos prestaron los primeros auxilios a Joseph. Cuando llegó bomberos aplicaron técnicas de rapel para poder sacar al hombre y montarlo en el ambulancia.

?Me quedé dormido?, repetía una y otra vez Joseph hasta que lo sacaron del sitio en una camilla con el brazo vendado y collarín.

A los pocos minutos llegó el padre del hombre y comenzó a llorar, pero los funcionarios le dieron la buena noticia de que estaba sano y en la ambulancia. El señor dijo que lo trasladaran a la clínica Canabal, donde se atendió por triple fractura en un brazo.

Una grúa llegó a las 10:00 am y bajó 200 metros de guaya, más 100 metros de cadena y 100 metros de mecate para rescatar la Explorer.

Poco a poco iba subiendo la camioneta, aunque a veces la guaya perdía el agarre. Nueve horas después del accidente, a las 3:30 de la tarde, lograron rescatar los restos de la camioneta que tuvo pérdida total.

Amigos de Joseph contaron en el sitio que es primera vez que sufre un accidente. El hombre es mecánico automotriz.

Otras Noticias