Comercios ajustan precios diariamente

Osman Rojas D. | La Prensa de Lara.- En Venezuela los pre­cios suben cada 24 horas. Luego de las medidas económicas anunciadas por el ocupante de Mira­flores, Nicolás Maduro, el pasado lunes 14 de enero (aumentó el sueldo de 4.500 a 18 mil sobera­nos) los comerciantes en el estado han decidido re­marcar diariamente sus precios, pues tienen mie­do a descapitalizarse.

?Lo que estamos vivien­do es una locura total. Ayer fui a comprar hue­vos por unidad y me dije­ron que en 250 sobera­nos y hoy amaneció en 300. Los comerciantes es­cuchan el rumor de que algo está a tal precio y au­tomáticamente ajustan?, critica Ismary González, ama de casa residenciada en Las Casitas.

La señora denuncia que en estos momentos hay un descontrol total con los precios pues nadie sa­be a ciencia cierta cuánto valen las cosas en las ca­lles. ?Todo el mundo quiere hacer su agosto en enero y eso es algo que las autoridades no deben permitir?, dice.

Una muestra de la espe­culación denunciada por González es lo que se es­tá viviendo en las calles con el queso o la carne que diariamente ven in­crementado sus precios. A mediados de la semana pasada, por ejemplo, el queso estaba en 3 mil bo­lívares soberanos; sin embargo, este jueves el kilo era cotizado en 7 mil.

?Esto no pasa en nin­gún país del mundo. Hay productos que duplica­ron o triplicaron su valor de la noche a la mañana?, opina Santiago Márquez, electricista que ve con asombro cómo una man­tequilla ya cuesta 3 mil bolívares, 850 soberanos más de los que costaba el domingo 13 de enero.

?Las medidas económi­cas dispararon la infla­ción?, dice. Tan evidente son los re­marcajes de precios que en la mayoría de comer­cios los productos están sin etiqueta. Cadenas co­mo Hiperlíder, Garzón e incluso Farmatodo obli­gan a las personas a te­ner que ir a caja para co­nocer el coste de un articulo pues todo el inventario está siendo ajustado.

?Maduro dice una cosa y la gente hace otra. Lo primero que pidió el pre­sidente fue mantener los precios, pero hoy vemos como todo está mucho más caro?, dice Jairo Ca­rrasco al ser consultado.

Lo que más indigna a las personas es la postura silente que han adoptado las autoridades en el es­tado pues las fiscalizacio­nes brillan por su ausen­cia. ?En el centro la ma­yoría de comercios están cerrados y todos tienen un papel en donde se lee claramente que están re­visando el inventario. Lo que están haciendo es so­bremarcando los pre­cios?, sentencia.

Para confirmar lo de­nunciado por las perso­nas el equipo reporteril del diario LA PRENSA visitó varios estableci­mientos para ver cómo estaban los precios. En la mayoría de locales se ob­servó una subida de pre­cios en comparación con el día martes 15 de ene­ro. Comida y útiles de aseo personal son los más costosos.

?Uno va a Farmatodo y lo único que mantiene su valor son las chucherías. Del resto todo fue ajusta­do?, señala Olivia Bueno al ser consultada.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias