Licoreros quieren subir las ventas

Guiomar López | LA PRENSA.- Las trabas en puntos de control en carretera, la espera de más de dos años para obtener permi­sología y la desconfianza de consumidores frente a la campaña de bebida adulterada, movió el piso de la Federación de Pro­ductores de Aguardiente y Cocuy Mixto en Aguada Grande.

Esto los llevó a formalizar su organiza­ción con la actualización del censo y carnetización de sus miembros. El golpe ha sido fuerte para la economía del mu­nicipio Urdaneta, con un bajón en las ventas que se limita al 30 por ciento.

En menos de dos meses el escenario es más críti­co, cuando antes despa­chaban de 20 a 30 camio­nes diarios, ahora apenas llegan a 5 camiones.

Un descenso que lamenta Eligio Lucena, directivo de la Federación y que as­pira se supere con la for­malidad de unificar crite­rios como organización y conservar la calidad de este producto contentivo del 40 por ciento de co­cuy, además de la melaza de consumo humano, mielina tipo A y B.

Luchan por la certifica­ción de origen único, con su respectiva aprobación sanitaria, del Cuerpo de Bomberos y están a pun­to de concretar el proyec­to de laboratorio con es­pecialistas de la UCLA.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias