Equipar a un bebé cuesta un realero

Luis Montes de Oca | LA PRENSA.-  Hasta 5 millones de bo­lívares sale darle la bien­venida a un bebé con to­dos los juguetes, eso sin contar el valor de los artí­culos que deben comprar los padres durante el cre­cimiento.

Una cuna, coche, sába­nas, ropa y teteros son parte de los artículos ne­cesarios para recibir un nuevo miembro de la fa­milia. En la actualidad los altos precios han llevado a los progenitores a bus­car nuevas alternativas más económicas y hacer sacrificios para adquirir­los.

Sorprendidos y boquia­biertos quedan los pa­dres cuando llegan a una tienda de artículos para bebés y ven que un coche tiene el precio de 1 mi­llón 800 mil bolívares o un tetero que llega a los 90 mil bolívares.

Carolina Piñero quien es ama de casa, se encon­traba en una tienda para bebés en la carrera 21 y escogía junto a su esposo parte de la ropa que le comprarían a su hija pe­queña. Piñero confesó que es cuesta arriba para ellos decidir y comprar la ropa que necesita su hija.

?Los niños crecen rápido y la ropa hay que cam­biarla quiera uno o no, yo he tenido que comenzar a vender chucherías en mi casa para ayudar a mi esposo con los gastos?, dijo.

Los padres consultados comentaron que las eta­pas de crecimientos en­tre los tres, seis meses y un año son los tiempos donde más se gasta dine­ro porque los niños van creciendo de manera rá­pida y deben ir compran­do cada una de los artícu­los que necesitan.

Ante los altos precios los papás se han visto en la necesidad de quitar ro­pa prestada, bañeras, y mosquiteros a familiares y amigos para resolver parte de las compras du­rante el crecimiento de los niños. Andaderas, móviles y juguetes han pasado a convertirse en un lujo.

De tienda en tienda an­dan los padres compa­rando precios y tratando de pescar lo más barato, para cumplir con lo nece­sario que debe tener en casa un bebé de meses. La alimentación tam­bién se ha convertido en un dolor de cabeza para los progenitores, quienes deben lidiar y buscar en­tre lo sano y lo económi­co.

Quienes están en la es­pera de un bebé son los que se ven más afectados debido a que son los que más artículos deben comprar. Desde un tetero hasta la ropa más sen­cilla deben buscar adqui­rir para darle una bienve­nida casual a su hijo. María Pichardo quien tiene una hija de seis meses comentó que en­tre lo más difícil de criar a un bebé es comprar los alimentos necesarios pa­ra una comida balancea­da. Confiesa que entre frutas y verduras trata de alimentar a su hija.

?Mi hija está creciendo, la co­mida se consigue lo difí­cil es lo caro que está, por ejemplo una manzana es incomparable?, dijo.

Los regalos para los Baby shower han caído considerablemente. Los vendedores expresan que en años anteriores los padrinos y amigos de los padres solían hacer un ?mercado? para llevarle regalos a los que estaban por nacer. Las compras iban desde teteros, babe­ros y hasta juegos para el crecimiento de los bebés.

Los padres en reiteradas oportunidades expresa­ron que hay piezas de ro­pa que no se consiguen con facilidad. ?Estamos buscando una franela ro­ja para el bebé de mi hija que tiene 8 meses y he­mos caminado todo el centro y no la consegui­mos?, indicó Mariela Mendoza una abuela que salía de una tienda de­cepcionada porque no encontraron la franela para su nieto.

Existen padres primeri­zos que han corrido con la suerte que amigos y fa­miliares fuera del país les han prometido en­viarle ropa, artículos y hasta productos necesa­rios para el cuidado de los bebés y se han des­preocupado un poco.

Ver más:
Otras Noticias