Seguridad es el deseo para Barquisimeto

Arturo López | LA PRENSA.-  Luego de cantar cum­pleaños y antes de apagar las velitas, los barquisi­metanos pidieron dese­os. Dejaron claro que ce­lebrar un año más de la fundación de la ciudad crepuscular no podía pa­sar en vano y por ello sol­taron peticiones para que la capital de Lara brille y se convierta en una me­trópolis digna para vivir y gozar.

El señor Gabriel Ortega fue uno de los que, enca­recidamente, se inspiró para pedir los deseos. ?Lo que más le regalaría a Barquisimeto en su día es que se mejoren las ca­lles, después de tanta guarimba nos quedamos sin semáforos, sin postes de luz, sin árboles, así no podemos seguir?.

Luisa Quintero, como si fuera un cuatro en un co­rrío, acompañó la solici­tud de Ortega y expresó que otro presente que le haría a Barquisimeto ?se­ría mejorar la vialidad".

Una feria del asfalto cae­ría bien y que repongan todos los semáforos, pos­tes y árboles que dañaron en las manifestaciones?. Para la ciudad que fun­dó Juan de Villegas en 1552 llamada ?Nueva Se­govia de Barquisimeto? el otro regalo que añoran los guaros es que se me­jore la seguridad en cada rincón pues el hampa los tiene azotados a cual­quier hora del día.

Desde bien temprano, consultados aseguran que los han robado, por tal razón piden cuadrillas de seguridad que ronden la ciudad las 24 horas sin descanso.

?Ahorita los malandros no tienen horario, salen a robar bien temprano en la mañana, al mediodía o en la noche, es por eso que yo le pido como rega­lo por el aniversario de Barquisimeto que sa­quen a todos esos policí­as y guardias para que trabajen desde la maña­nita y nos cuiden?, soltó esperanzado el señor Guillermo Montoya, quien se vino de Colom­bia a Barquisimeto hace 25 años y se siente un guaro más.

?Nadie quiere tanto a Barquisimeto como yo, por eso le pido mucha se­guridad para que no nos sigan robando y matando en las calles?, añadió Montoya.

Al ser catalogada como la capital musical de Ve­nezuela, el otro deseo que piden los barquisi­metanos, como un coro, es que se implementen campañas culturales que incentiven a los jóvenes a aprender a tocar algún instrumento.

Carmen Bastidas sugi­rió: ?sería bueno que al­guien se preocupara por los chamos, que los ense­ñaran a tocar cuatro, gui­tarra o cualquier instru­mento, pues al ser la ciu­dad musical debemos hacerle honores?

En este cumpleaños no faltaron los anhelos polí­ticos y las decenas de consultados aticen a un cambio de gobernador.

Otras Noticias