Daños de protestas son notorios

logo170

Luis Montes de Oca | LA PRENSA.- Con las calles oscuras, postes de alumbrado público por el suelo y paradas destrozadas es el rostro actual de los principa­les sectores que fueron puntos de protestas antigubernamen­tales por más de cuatro meses en los municipios Iribarren y Palavecino.

Sitios como la calle 54, urba­nización Antonio José de Su­cre, Bararida, Club Hípico Las Trinitarias, El Cardenalito, Distribuidor Bellas Artes y Va­lle Hondo, se encuentran en ti­nieblas, debido a que parte del cableado fue cortado y las zo­nas quedaron oscuras.

La calle 54 con avenida Liber­tador fue uno de los sectores más críticos por las secuelas de las manifestaciones, donde se colocaron barricadas con árbo­les, postes de iluminación y se­máforos. Los conductores que circulan por los alrededores se detienen y son precavidos al momento de pasar, debido que el semáforo de la intersección se encuentra apagado.

Nueve postes sin luz se pu­dieron constatar en un recorri­do nocturno que realizó el equipo de La Prensa por la ave­nida Libertador frente a la ur­banización Sucre. Dos de los semáforos de la calle 33 queda­ron fuera de servicio, porque fueron utilizados para cerrar la vía. Barquisimetanos consultados condenaron que la ciudad se encuentre todavía en deterioro en los sitios que fueron focos de protestas.

Amalia Rivero, quien se en­contraba en una parada de au­tobús cerca de la urbanización José Gil Fortoul señaló que la ciudad quedó en total deterioro luego del cese de las protestas en contra del Gobierno nacio­nal. ?Muchos son los sitios que fueron destrozados, están lim­piando, pero falta reponer al­gunos postes?, dijo.

En Palavecino las urbaniza­ciones cerca del Distribuidor Bellas Artes, fueron las más dañadas. Cables cortados, pos­tes arrancados por completo y grafitis en contra del presiden­te Nicolás Maduro todavía se ven en las paredes.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias