Funcionarios se desplegaron para revisar

Jesús Alí Oviedo | LA PRNSA.- La ciudad amaneció militari­zada. Diversos funcionarios de la Guardia Nacional Boli­variana (GNB) improvisaron alcabalas durante la mañana de ayer en vías donde habi­tualmente no acostumbran, lo que generó tráfico y caos vehicular.

Uno de estos puntos estaba en la intercomunal Barquisimeto-Cabudare, a la altura del sector El Carabalí.

Los guardias detenían a los conductores, les pedían que se estacionaran, luego les so­licitaban los documentos y chequeaban los carros tanto en el área de los asientos co­mo las maleteras, requisa que generó largas colas dado que era la única salida del munici­pio Palavecino porque el dis­tribuidor Bellas Artes estaba cerrado con barricadas.

En la avenida Rotaria con avenida Vicente Landaeta Gil también había otro puesto de control de la GNB desde tem­pranas horas de la mañana donde realizaron el mismo procedimiento; cabe destacar que luego del mediodía ya se habían retirado de allí.

Los vecinos de la zona rela­taron que desde las 9:00 de la noche del pasado lunes hasta las 12:00 de la madrugada es­tuvieron los castrenses y no permitían que los carros fue­ran hacia el aeropuerto de la ciudad.

Chequearon en peajes

A diferencia del peaje El Cardenalito los funcionarios que ahí se encuentran perma­nentemente no chequearon los vehículos el día de ayer.

Pero quienes se desplazaron por éste el lunes, durante ho­ras de la noche, reportaron que sí paraban a los choferes y revisaban a profundidad, entre ellos, Andrés Colmená­rez (vocero de la ONG Fun­paz) cuenta que por más de seis horas estuvo entre el pea­je de Caseteja-estado Yaracuy- y El Cardenalito por­que al parecer se encontraban en la búsqueda de las armas que fueron sacadas del Fuerte Paramacay el pasado domin­go 5 de agosto durante la in­surrección militar. Cabe destacar que la colecti­vidad tenía incertidumbre por la presencia de la GNB.

Otras Noticias