Cifras dadas por CNE crean dudas

A. Reyes / J. Oviedo | LA PRENSA.- Un 41 por ciento de participa­ción anunció el Consejo Nacio­nal Electoral (CNE) que hubo en las elecciones de Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Sin embargo, varios politólo­gos de la región señalan que los resultados han sido im­puestos de forma fraudulenta, lo que ocasiona una ?burla al pueblo venezolano?, según Carlos Meléndez. El sociológo considera que el CNE es partícipe de un ?frau­de? que puede generar un au­mento en la conflictividad so­cial que hoy se vive en Vene­zuela, señala que ?el CNE pasa por encima de la angustia y sensatez de los venezolanos? creando una confrontación diaria con los poderes públi­cos.
Una mentira en la política es relevante, porque implica con­secuencias en la estructura del estado?, Dijo Meléndez, al re­ferirse al anuncio de participa­ción en las elecciones de la ANC.
Germán Aponte, quien tam­bién es politólogo, apoya lo di­cho por Meléndez y considera que la problemática pudiese aumentar porque, a su juicio, más del 80 por ciento de la po­blación ha rechazado el proyec­to constituyente. Aponte manifiesta que los re­sultados no son ?creíbles? to­mando en cuenta el histórico electoral, que ha tenido el Par­tidos Socialista Unido de Ve­nezuela (PSUV), donde el apo­yo hacia la tolda roja ha dismi­nuido. Sin embargo, es muy claro al decir que son ?cifras irrelevan­tes? frente a las que se generaron luego de la jornada de represión vivida durante el proceso electoral, que dejó un saldo de más de 400 heridos a nivel nacional. Asegura que los venezolanos han perdido la confianza en el ente electoral. ?Va a ser difícil recuperar la credibilidad del CNE, mientras esté Tibisay Lu­cena?, dijo. Por su parte, el politólogo Do­riam González, considera que los 8 millones, anunciados por el CNE, responden directa­mente a los 7 millones de ve­nezolanos que participaron de la consulta popular el 16-J, ex­plica que ante esta situación el Gobierno nacional debía esta­blecer una cifra superior para evitar enfrentarse a una reali­dad que pone al proyecto del fallecido presidente Hugo Chávez en un porcentaje míni­mo de aceptación. A esto, le suma la necesidad del gobierno de establecer leal­tades y controles instituciona­les, para hacerse del poder por mucho más tiempo lo que, a su juicio, deja a un lado la legi­timación a través del voto po­pular.
La estrategia no está en la participación del ciudadano si­no en el control que Maduro ejerza con las instituciones, ya lo hizo con el TSJ, ahora lo ha­ce con el CNE?, dijo.
González menciona que el gobierno pudiese estar bus­cando establecer un cierto margen de ventaja para un proceso ?lejano de negocia­ción?. Proceso que puede vis­lumbrarse retirado por la ?so­berbia? de ambos bandos polí­ticos, para sentarse a discutir estrategias para salir de la cri­sis actual. Reinaldo Rivas señala que a pesar de la desconfianza que hoy siente el ciudadano frente al CNE, aún cree en el voto ?co­mo arma mortal a los gobier­nos totalitarios? , asegura que el voto es poderoso y que pue­de cambiar la historia en escenarios igualitarios.

Hay que fortalecer

German Aponte señala que frente a la instalación de la ANC, el liderazgo político de la oposición se debe fortalecer y hablar con claridad al pueblo venezolano, y a su vez la socie­dad civil debe estar dispuesta a asumir el compromiso que re­quiere una salida democrática.
Es el momento para demos­trar de qué está hecho el vene­zolano?, concluyó Aponte.
Otras Noticias