Inicio » Locales » Devotos caminaron con la Dolorosa

Devotos caminaron con la Dolorosa

Ágatha Reyes | LA PRENSA de Lara.-El reloj marcó las 5:00 de la tarde y la procesión junto a la Virgen Dolorosa inició. Entre cantos y oraciones los fieles salieron de la iglesia Sagrada Familia de Los Rastrojos, pidiéndole a la virgen paz para la población venezolana.

El fervor se masificó en la familia Jiménez. Desde hace 10 años cuatro de sus miembros asumen la responsabilidad de vestir y cargar por catorce estaciones a la virgen que el viernes vestía de blanco con una túnica de color azul cielo y una corona dorada. “Así demostramos nuestro agradecimiento por sus bendiciones“, dijo Mirley Colmenárez. Ella junto a tres miembros de su hogar colocaron sobre sus cabezas los cojines de soporte para trasladar por 14 estaciones la imagen de la virgen.

Grandes son mis culpas y mayor es tu bondad“, iban cantando durante el recorrido. “En tus manos mis hijos, en tus manos mi hogar”, decía Alicia Vásquez, al recordar que sus hijos salieron del país en busca de un mejor futuro. Este clamor se hizo constante durante la procesión, al igual que la petición para que Venezuela vuelva al camino de la prosperidad, donde el ciudadano tenga calidad de vida, pues mientras realizaban el recorrido en el sector no había luz, ni agua.

A la iglesia entraron a oscuras y una vez puesta la madre en el altar se encendieron las luces; “aleluya” gritaron mientras un mar de aplausos comenzó a llenar de emoción las paredes del templo.

En el altar una bandera de Venezuela y a su lado un pequeño de cinco años aproximadamente que guió el rezo “llénanos de paz y bondad. Haznos fuertes ante la adversidad“, decía acompañado de su mamá.

Crisis los afecta

Mientras en la de la iglesia Divino Niño, celebraban la eucaristía, en la plaza aprovechaban para llenar de un manguera botellones de agua, pues en el sector tienen más de tres semanas que no les llega el agua por tubería. Lo que ha hecho que las familias tengan que recurrir a cualquier espacio para saciar la sed que se ha vuelto constante en los hogares.

Compartir en WhatsApp
Luis Felipe Colmenárez

Login

Contraseña perdida?