Inicio » Titular » Queman basura y son víctimas de incendios

Queman basura y son víctimas de incendios

Osman Rojas D. | La Prensa de Lara.- Lo que se convirtió en una solución por la falta de servicio de recolección de basura, ahora causa molestia en muchos habitantes del sur de Barquisimeto pues el viernes vivieron un momento tenso a raíz de un incendio forestal.

Los habitantes de las riberas del Río Turbio han decidido quemar la basura que acumulan en sus casas pues el camión del aseo casi ni los visita lo que ha llevado a los vecinos a acumular los desperdicios en la zonas de alta vegetación e incendiarlas.

A lo largo y ancho de toda la avenida Ribereña se observan manchones negros. La tierra quemada confirma que en efecto las personas han optado por esta práctica, pero el viernes se registró un incendio, cerca del puente Macuto, que tuvo que ser atendido por los bomberos de Iribarren debido a las grandes llamas que se generaron.

“Sabemos que lo que hacemos no está bien, pero no podemos dormir con las bolsas de basura en nuestras casas. La situación se ha vuelto insostenible para todos porque la basura trae ratas y mosquitos. No podemos vivir en un chiquero”, asegura Jaime Rodríguez, habitante de Santo Domingo.

Según cuentan las personas consultadas, las quemas que se registran en las inmediaciones de la avenida Ribereña también sirven para acabar un poco con el monte que está en los alrededores pues las personas denuncian que muchos malandros se esconden por esas zonas y roban luego de las 6:00 de la tarde.

“Tengo entendido que los Consejos Comunales han solicitado a cuadrillas de la alcaldía pero estás nunca vienen. Estamos en medio de una situación alarmante porque hemos vuelto a los tiempos de antes irrespetando las leyes ambientales y afectado la salud de muchas personas”, dice el señor.

Aunque todavía no hay cifras oficiales sobre cuántas personas se han enfermado por la quema de basura en las calles, las personas aseguran que los problemas respiratorios se han hecho comunes en las comunidades cercanas a la avenida Ribereña.

“Hay tos y asma. Los niños son los que más sufren con la quema de basura”, dice Emilio Peraza, habitante del Manzano que iba cruzando a pie el Puente Macuto y que no podía creer como la quema han manchado los cerros en la zona.

El hombre explica que por lo general las personas meten candela los domingos pues hay menos carros y la basura acumulada de la semana puede sacarse a la calle. “En horas del mediodía es cuando el sol está más bravo”, relata.

Compartir en WhatsApp
Eduardo Soteldo

Login

Contraseña perdida?