Inicio » Sucesos » Joven asesinado durante tiroteo era sano

Joven asesinado durante tiroteo era sano

Jennifer Orozco | La Prensa de Lara.- “Ronald era un muchacho sano, trabajador y honesto, que murió en medio de una confusión”, expresó María, la hermana de Ronald Javier Jiménez Mendoza (25), quien murió tras un tiroteo entre Cicpc y unos robabusetas, hecho que aún no está claro para la familia.

Según información policial Ronald habría sido abatido, sin embargo su familia aclara que no fue así. Los hechos no fueron totalmente revelados a la familia, quienes aún aguardan por respuestas concretas del cuerpo de seguridad.

La mañana del lunes, Ronald salió hacia Quíbor, como todos los días, pues tenía un terreno en la vía donde sembraba. Las parcelas eran compartidas con una tía a la que iban a operar y él había quedado al pendiente.

Se subió al autobús de la línea Tocar, a pesar de que ya había sido víctima de robos, pero no tenía otro medio de transporte. Se regresó en la misma línea a las 11:00 de la mañana, pues debía a visitar a su tía.

La familia presume que en ese momento fue que los hampones sacaron armas de fuego para atracar en la vía, como lo hacen diariamente.

Según información policial, una patrulla de la División de Secuestros del Cicpc iba pasando por la entrada de Villa Guadalupe, en la avenida Florencio Jiménez, cuando les alertaron del robo a la unidad de transporte, el cual trataron de frustrar.

Allí se formó un tiroteo y cayó malherido Ronald con un disparo en la nalga. Fue llevado hasta el Hospital del Seguro Social Pastor Oropeza, donde falleció el joven.

María explica que el lunes, entre el amargo sabor de la noticia y el corre corre por los documentos, no tuvo una explicación concreta por parte del cuerpo, sólo que su hermano era investigado dentro de los hechos.

Pero ayer martes, se supo que Ronald recibió un disparo de escopeta. “Ellos no usan escopetas, los funcionarios utilizan otras armas, a mi hermano le tuvo que haber disparado el delincuente”, afirma María.

Según el estudio patológico Ronald tenía una herida por el paso de un proyectil de escopeta en el glúteo derecho.

María comenta que de ese hecho le quedaron más preguntas que respuestas, pues los funcionarios no supieron contestarle porqué el disparo era de escopeta, quién se lo propinó y porqué lo señalaron como investigado. Ronald no tenía antecedentes penales y al parecer no cargaba nada que lo incriminara en el supuesto enfrentamiento.

Se presume que el hampón que robó fue quien le disparó a Ronald en medio del tiroteo.

Ronald era además de agricultor, un muchacho entregado a la religión católica, activo en la iglesia con grupos de jóvenes y colaborador en la comunidad. Era el hermano mayor de María, sólo eran dos hermanos.

Compartir en WhatsApp
periodista1

Login

Contraseña perdida?