Inicio » Locales » Docentes cumplen un mes en las calles

Docentes cumplen un mes en las calles

María B. Jordán | La Prensa de Lara.- El gremio de docentes de primaria, secundaria y universitaria cumple un mes de lucha en las calles de Lara y no han obtenido ningún logro.

Desde el 7 de enero se han mantenido firmes y constantes con las acciones de calle, pero el Gobierno nacional y el Ministerio de Educación se hacen los sordos antes las solicitudes del gremio de los educadores.

Aristóbulo Istúriz no nos da ni una respuesta en todo este tiempo”, fue el balance que ofreció Frank Andrade, secretario del Colegio de Profesores en Lara, asegurando que ya no saben a dónde acudir porque “el régimen” no tiene interés en resolver el problema de sus salarios “chimbos”.

Ser profesor en Venezuela no es fácil, los bajos sueldos hacen que la profesión del educador se venga abajo, pues no les alcanza ni siquiera para cubrir la comida de un día.

Un salario mínimo, 18 mil soberanos, es lo que gana un profesional de la educación y su constante lucha es por dolarizar sus sueldos si es posible, pero poco a poco se les han sumando otras peticiones como el cumplimiento de la convención colectiva, el Seguro Social y funerario y el pago de las primas que se quedaron en el olvido.

Son un total de 16 tomas de calle entre concentraciones, cabildos, asambleas y marchas que han realizado los docentes desde el 7 de enero.

Los docentes han introducido documentos en la Defensoría del Pueblo, en la Inspectoría del Trabajo tanto regional como nacional y hasta ahora nada, hasta el mismo Ministerio de

Educación tiene papeles con las problemáticas y exigencias que están padeciendo los educadores y no se han pronunciado al respecto, aseguró Andrade.

Su lucha ha sido constante y no han bajado la guardia a pesar de no obtener las respuestas que ellos desean, pero no van a parar hasta ser escuchados y que se cumplan sus peticiones.

No tenemos respuesta, ni la tendremos”, dijo Frank Andrade asegurando que “debería” ser una de sus funciones porque para eso están en el poder.

Ellos siguen en las calles con sus consignas y pancartas, con alegría y esperanza de una solución porque no aguantan esta pelazón.

Unos han tenido que abandonar sus centros de trabajo porque el sueldo no les alcanza ni para el pasaje, mientras que otros se mantienen en las aulas obligados por sus patronos y directivos, porque no los dejan ir de manera cívica a las concentraciones, sentenció Andrade.

Déborah Velázquez, presidenta de Apucla, dijo que de los educadores depende el país y su futuro y que es lamentable que tengan unos salarios tan bajos, “sin educación no hay profesionales”, expresó.

Compartir en WhatsApp
Luis Felipe Colmenárez

Login

Contraseña perdida?