Inicio » Titular » “Come el que tenga dólares”

“Come el que tenga dólares”

Osman Rojas D. | La Prensa de Lara.- Si tiene dólares, come completo. El fenómeno económico advertido desde hace años por los especialistas se ha consumado y Venezuela pasó a ser un país que está dolarizado en su totalidad. Aníbal Peña, economista, explica que la depreciación de la moneda venezolana es tan alta que hasta las lechosas o patillas son cotizadas bajo el precio del billete americano.

“Estamos en medio de una hiperinflación que se ve reflejada en todos los productos de la cesta básica. Hasta las frutas y verduras suben su precio diariamente porque diariamente varía el dólar”, dijo.

El especialista explica que la situación que se viene presentando en Venezuela creará una división de clases sociales que se verá reflejada en los que tienen acceso a divisas y los que dependen de un sueldo.

En Venezuela come el que tenga dólares. En las calles y en las redes vemos a gente que compra 10, 15, 20 bultos de harina de una vez porque tiene dólares. Comida hay para aquellos que pueden pagarlo”, dijo Peña.

La sujeción de los comerciantes a la moneda americana queda de manifiesto en casi cualquier cosa comerciable en el país. Un helado, por ejemplo, supera el orden de los 24 mil soberanos (20 dólares) y hasta un almuerzo puede encontrarse entre los 4 mil y 6 mil soberanos dependiendo de si es pollo o carne (proteínas que también son comercializadas según el dólar).

“Cada dos días se hace evaluación de los precios. Los zapatos y los pantalones es lo que más se ajusta porque es lo que más tarda en salir”, dice Javier Andrade, vendedor en una tienda en el centro de Barquisimeto.

El poco valor que tiene el bolívar hoy en día acabó incluso con la dependencia de un sueldo pues en una pequeña encuesta realizada por el equipo reporteril del diario LA PRENSA, el 80% (8 de 10 personas consultadas) dijeron que ellos viven de remesas o de tigritos adicionales pues lo que ganas (4 mil 500) equivale a 4 dólares en el mercado negro, cifra que no les alcanza ni para comprar un kilo de tomate, pues llevando la hortaliza a dólares, un kilo cuesta 5 billetes verdes (5 mil soberanos).

Compartir en WhatsApp
Eduardo Soteldo

Login

Contraseña perdida?