Inicio » Titular » Empanadas no paran de subir de precio

Empanadas no paran de subir de precio

David Gutiérrez | La Prensa de Lara.-  Una semana un precio, a la siguiente otro. Esa es la dinámica que tienen las ventas de empanadas en Barquisimeto para po­der subsistir en el ámbito económico y que la infla­ción no se coma lo que ellos trabajan. Los mis­mos negocios tienen pro­blemas para conseguir la harina, aceite carne o po­llo.

“Que los negocios de empanadas suban el pre­cio cada semana ya se ve hasta normal, total, pasa lo mismo con el pasaje, con frutas, comida y prácticamente todo”, co­mentaron algunos clien­tes anónimos.

El dueño de un local de empanadas, Danny Azuaje, comentó que él tiene que conseguir los ingredientes cada sema­na para que no se dañen y la mercancía aumenta en ese período de tiem­po. “La semana pasada las de queso estaban en 60 cada una, ahorita en 70 porque me aumenta­ron el kilo”, señaló.

“Otras cosas como la harina no las puedo com­prar en grandes cantida­des porque puedo salir perdiendo y ahí no se le ve la ciencia para tener un negocio”, finalizó.

Las que más se suelen ver ahorita son las de queso, jamón y queso, o pabellón (140 hasta 160 BS.S.), que obviamente son más caras por los dis­tintos ingredientes que lleva. Otros tipos de em­panadas como las de car­ne molida, mechada o pollo se han dejado de ver por la poca presencia de los productos cárnicos en las carnicerías.

“Na’ guará hace dema­siado tiempo que no se compra para hacer de carne o de pollo, ni si­quiera se consigue para los almuerzos diarios, menos para vender”, se­ñaló Julio Betancourt, dueño de un local, cuan­do se le preguntó qué pa­só con esas especialida­des.

Las cocineras de un lo­cal en el centro de la ciu­dad destacaron que la po­ca carne que compran la prefieren invertir en em­panadas de pabellón que en una de carne normal “Los clientes prefieren una de pabellón bien re­suelta que la de carne so­la y como no hay mucha carne para comprar, se invierten nada más en las primeras”. El precio de estas empanadas es más abultado que las de un solo sabor.

Andrés González, un cliente, dijo que en el lu­gar en que las compró si estaban a un precio razo­nable (70 BS.S.) pero que las mismas de queso en otros puestos puede lle­gar a rozar los 100 bolíva­res soberanos, “¡Una lo­cura!”.

Los locales que venden empanadas de carne se­ñalaron que son conta­dos los negocios que las pueden comercializar así, además los precios siempre variaron entre 90 hasta 115 bolívares soberanos. Y las chilenas, siempre se encontraron entre 90 hasta los 115 BS.S.

Compartir en WhatsApp
Eduardo Soteldo

Login

Contraseña perdida?