Inicio » Locales » La crisis genera depresión y ansiedad

La crisis genera depresión y ansiedad

Osman Rojas D | La Prensa de Lara.- La crisis caló en la psiquis del venezolano. Los estudios que señalaban a Venezuela como el país más feliz del mundo hoy parecen un chiste de mal gusto y es que, la marcada escasez de alimentos y medicamentos, la ausencia de transporte, la falta de efectivo en las calles, los altos índices de inseguridad y la galopante inflación con la que deben lidiar los trabajadores siembran ansiedad y estrés en la población.

Adelia Castellano, psicóloga y especialista en conducta adolescente, explica que la situación país ha ido acabando poco a poco con la estabilidad emocional de los venezolanos. “Cuando decimos que vivimos en un país de locos no es un chiste. Cada vez hay más problemas y eso genera depresión y ansiedad”, dice.

La doctora asegura que en estos momentos las consultas psiquiátricas se han disparado debido a la cantidad de personas que llegan con algún trastorno psicológico provocado por factores externos. “La gente se pone a pensar y eso genera ansiedad. He tenido a personas en mi consultorio que necesitan medicarse para poder conciliar el sueño y eso no pasaba antes”, dice.

Según la doctora reconocer a alguien que tenga un cuadro de ansiedad o depresivo es muy sencillo. Por lo general las personas que presentan estos problemas tienden a perder el apetito. El insomnio y el miedo a los cambios es otro de los síntomas característicos. “La situación país genera depresión porque la crisis es palpable. En las calles vemos a niños a los que les toca ser adultos para ayudar a sus padres”.

Joelin Zambrano, joven de 22 años, ha experimentado en carne propia los síntomas descritos por la doctora Castellanos. La muchacha trabaja en una tienda de objetos artesanales y vive el día a día con un estrés impropio para alguien de su edad. “Todos los días es un suplicio. Me cuesta agarrar carro para venir a trabajar y es lo mismo cuando me toca regresar a casa. Casi no como por la ansiedad que me produce la rutina”, confiesa.

La realidad que experimenta esta muchacha es el día a día de cientos de personas en la región que ven cómo su estabilidad emocional es robada por una crisis sin precedentes.

Compartir en WhatsApp
Eduardo Soteldo

Login

Contraseña perdida?