Inicio » Locales » Asesinatos son por venganza

Asesinatos son por venganza

Euseglimar González | La Prensa de Lara.– Los crímenes con ensa­ñamiento siguen calando entre las cifras negras en Lara. Para algunos fun­cionarios policiales ma­sacrar a una persona tie­ne 3 motivos: por venganza, pelea de ’plaza’ de droga y lío entre bandas y es cuando los matones disparan más de 10 ve­ces, el caso más reciente ocurrió en mayo de 2018, cuando asesinaron a un hombre por negar su mo­to.

“Algunas veces los de­lincuentes matan eso les da estatus, se creen pode­rosos en los barrios, mu­chas veces no les importa robar, solo asesinan por asesinar”, comentó un funcionario policial.

En Lara en lo que va de año han asesinado a más de 100 personas por ven­ganza, pues las viejas rencillas y la ’lucha’ de poder de las zonas son las principales causas de los crímenes a sangre fría y en su mayoría las cobran a tiros. De los nueve municipios de La­ra en siete se han cometi­do este tipo de muertes violentas.

En mayo acribillaron a Marcos González (30) en El Yabito, municipio To­rres, justo en la entrada de su casa. Recibió 10 impactos de balas, en to­do su cuerpo. En la esce­na del crimen quedaron conchas calibre 9 milí­metro.

Ese día se conoció que a Marcos lo mataron por no querer prestar su mo­to a unos delincuentes y como ’venganza’ le dis­pararon. Según fuentes policiales el tipo que le disparó fue el ’Yunior’, ese día muchas personas lo vieron, pero por miedo nadie quiso hablar. Caso similar pasó el día si­guiente cuando a un hombre le dispararon nueve veces y las prime­ras investigaciones del Cicpc arrojan que se trata de una venganza.

Fuentes ligadas al Cicpc contaron que la mayoría de los casos por vengan­za son porque los ham­pones quieren ‘poder‘, pero a varios le han pues­to los ganchos y están de­ tenidos en el Eje de Ho­micidios.

Hace siete meses asesi­naron a Anyi Carolina Rodríguez Rodríguez (26) de cinco tiros en el caserío de Guadalupe, en el municipio Jiménez. Presuntamente, su cri­men fue por una vengan­za, pues la dama era her­mana del ‘Deivis‘, peli­groso hampón de la zona y señalado por homicida.

Según versiones de los vecinos Anyi salió de ca­sa de su abuela e iba para su vivienda, cuando esta­ba casi llegando se formó un tiroteo.

Cuentan vecinos de la zona que la plomazón fue intensa y que la joven corrió para refugiarse, pero, supuestamente, un tipo la alcanzó y le dispa­ró varias veces. La mu­chacha poco frecuentaba el caserío porque sabía que unos criminales la estaban ‘buscando‘, por­que, presuntamente, ella los había delatado con funcionarios de seguri­
dad.

La joven quedó tendida en el porche de la vivien­da con heridas en el ros­tro, la mayoría de los im­pactos de balas los reci­bió allí. Desde ese momento el Cicpc mane­ja el asesinato como un ajuste de cuentas y al pa­recer fue por ‘lío‘ entre bandas.

Fuentes policiales expli­caron a LA PRENSA que este tipo de homicidios ya se ha vuelto común y aunque la tasa de crimi­nalidad en el estado ha bajado, cuando ocurren asesinatos en la entidad lo hacen con saña.

No querían a policías

En agosto criminales asesinaron a un funcio­nario del Cicpc en Chara­llave porque no ‘quería‘ policías en el barrio. Ker­vinson Gabriel Aponte Rodríguez (22) recibió más de 100 tiros fuera de su casa.

El hecho ocurrió en la calle Las Veras, en el sec­tor Las tres Letras, en Charallave. Según infor­mación que aportaron los familiares ese día, Aponte se encontraba dentro de su casa junto con sus padres, cuando un grupo de delincuen­tes, que portaban armas largas, se presentaron en la entrada de la vivienda y le exigieron al detective que saliera.

Una vez afuera los de­lincuentes le quitaron su teléfono celular, que es­taba sin batería. El detec­tive y uno de los delin­cuentes ingresaron juntos a la casa para car­gar el celular y, al consta­tar que se trataba de un funcionario, el delin­cuente le dijo: ‘Los poli­cías no pueden vivir en esta zona‘ y lo obligó a salir hasta la calle, donde le dieron más de cien ti­ros en diferentes partes del cuerpo, frente a la mirada de sus padres.

El joven funcionario so­lo tenía viviendo en el sector 5 meses, según in­formación de los medios de comunicación en Ca­racas.

Compartir en WhatsApp
Eduardo Soteldo

Login

Contraseña perdida?