Inicio » Locales » “Maduro no saldrá de forma demócrata”

“Maduro no saldrá de forma demócrata”

Osman Rojas | LA PRENSA.- Nicolás Maduro no aguantará la presión interna y externa que hay sobre sus hombros. Las constantes sanciones internacionales que se han impuesto a funcionarios del Gobierno nacional y las manifestaciones por fallas en los servicios que se registran en toda Venezuela son el caldo de cultivo para una hecatombe que acabará con el proceso revolucionario.

Lo suelta Juan Pablo Guanipa, diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Zulia, quien asegura que no falta mucho para que Nicolás Maduro deje la silla presidencial. A juicio del parlamentario el hombre que se encuentra dirigiendo las riendas del país no es el mismo que ganó las elecciones en 2015 pues ya no cuenta con el respaldo popular y ha perdido la legitimidad de origen a nivel mundial.

Considera que dentro de las cúpulas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) hay un descontento generalizado que más temprano que tarde pasará factura al mandatario nacional y hace un llamado a la oposición venezolana para que aparten la mezquindad y se concentren en restablecer el hilo constitucional e instalar un gobierno democrático.

Usted asegura que el presidente Ma­duro saldrá del poder por demócrata ¿En qué consiste esa presión a la que hace referencia?

Pronunciamientos. Hay secto­res de la Fuerza Armada que exigen el cumplimiento de la constitución y eso es algo que le molesta a un gobierno que se caracteriza por violar la consti­tución.

Entonces ¿Cuál es la estrategia para salir de Maduro?

Lograr la unidad interna y con­tinuar con la presión interna­cional, social y militar que hay sobre el país. Las cosas caen por su propio peso y Maduro no podrá aguantar más. Nosotros debemos preocuparnos por lo­grar una verdadera unidad para restablecer el hilo constitucio­nal e instalar un gobierno de­mócrata.

Habla de presiones y de sus conse­cuencias pero los días pasan y Nico­lás Maduro se reafirma en la silla de Miraflores.

Nicolás Maduro se aferra pero no es el mismo Nicolás. Maduro ha perdido su legitimidad de origen. Perdió la legitimidad de empeño y ahora está tratando de ganar credibilidad y recono­cimiento. ¿Cómo lo hace? Excarcelando a presos políticos pero eso no le sirve de nada.

¿Se han acercado funcionarios de la Fuerza Armada al Frente amplio?

Mentiría si te digo que a mí me han llegado militares. Yo no tengo vinculación con el mundo militar pero son casi 200 perso­nas que están detenidas. Esas personas tienen familia que han presionado y denunciado los abusos de este Gobierno. No podemos tener una Fuerza Ar­mada que se declara chavista ellos han perdido su función de origen y hay presión por parte de los militares.

Independientes, intelectuales, diri­gentes de diferentes sectores hacen un llamado a la oposición venezolana para que deje la mezquindad y el personalismo y se unifiquen en un ver dadero frente anti gobierno. ¿Por qué les cuesta tanto?

No es un asunto fácil porque la oposición venezolana es muy diversa. Una gran esperanza para toda la oposición es la conformación del Frente Am­plio Venezuela Libre. Este es un espacio político donde conver­gen partidos políticos de la uni­dad democrática y partidos po­líticos que no están en la uni­dad. Hay partidos que se confiesan chavistas pero cha­vistas críticos y eso indudable­mente nos ayuda a la conforma­ción de un movimiento plural. La iglesia católica y la iglesia cristiana también forman parte de este movimiento. Estudian­tes, obreros, trabajadores y hasta Fedecámaras está aquí. Se unió la oposición en un fren­te y no sólo es la oposición polí­tica sino también la oposición civil. Ojo aún nos falta porque nosotros consideramos que María Corina Machado y Henri Falcón deberían estar aquí con sus movimientos.

La oposición venezolana parece es­tar dividida en cuatro tajos. Tenemos a la Mesa de la Unidad Democrática, al Frente Amplio Venezuela Libre, es­tá el liderazgo de Henri Falcón y el movimiento de María Corina Macha­do. ¿Cómo se puede lograr la unión de todos estos factores?

Hay figuras ajenas que oponen a Maduro pero lo importante es que consigamos ese punto me­dio en el que todos los factores converjan para sumar fuerzas y rescatar a Venezuela.

La oposición venezolana llama a los factores a unir fuerzas pero se va a cumplir un mes de las elecciones presidenciales y aún no tienen estra­tegias para salir de Maduro. ¿Está lenta la oposición?

No estamos lentos. Nosotros hemos discutido muchas fór­mulas para encontrar una sali­da a este Gobierno y lo hemos dicho en reiteradas ocasiones. Nicolás Maduro no va a salir de la presidencia de manera demó­crata. Maduro va a salir por la presión nacional e internacio­nal que hay sobre él. Nosotros sólo debemos intensificar esas presiones desde la Asamblea Nacional o desde el frente am­plio y las personas deben inten­sificar la presión social con las protestas. Dentro de la cúpula militar también hay presión por el rol que viene desempeñando nuestra Fuerza Armada. La co­munidad internacional también está haciendo su trabajo y ya ha dicho en reiteradas ocasiones que no reconoce a este gobier­no.

La excarcelación de presos políticos es una de las exigencia que hace la comunidad internacional. ¿Eso no le da reconocimiento?

– Yo creo que no y es porque esos presos nunca debieron es­tar presos. Además el régimen los deja parcialmente presos. Tiene medida de presentación, no pueden declarar en los me­dios de comunicación y no pue­den usar redes sociales. Es una libertad chucuta, una libertad unilateral que no engaña a na­die. Maduro es un dictador de­bilitado.

Es decir que, a su juicio, la excarcela­ción de presos políticos no tienen ningún efecto internacional

-Ninguno. Maduro ha sido des­conocido por la comunidad in­ternacional. Ivane Duque, re­cientemente electo presidente de Colombia, no reconoce a Ma­duro. Tanto repudio hay a este Gobierno que Colombia no en­viará representante internacio­nal mientras ese señor siga en Miraflores. Esas presiones son positivas para el restableci­miento de la democracia en Ve­nezuela.

¿Y cómo se eliminan esas fricciones dentro de la unidad para lograr su­mar fuerzas?

Hay una palabra clave y básica para lograrlo y esa palabra es confianza. Si nosotros logramos una reu­nión con todos esos factores y logramos rescatar todo lo que se dijo en el pasado po­dremos rescatar la confianza que nos permita discutir las distintas alternativas constitucionales que nos permitan salir de esta crisis en la que está sumida el pa­ís.

Sin embargo hay politó­logos que aseguran que dentro del Frente Amplio continuarán las disputas internas

-Yo formo parte del Frente Amplio y soy el represen­tante de todos los partidos políticos que integran la Mesa de la Unidad Demo­crática. Dentro de esa comi­sión hay representantes de las iglesias y de los partidos políticos chavistas que son disidentes. Nos reunimos permanentemente y produ­cimos actividades sin mez­quindad. Hay diferencias como en todos lados pero Venezuela sigue siendo el punto principal.

La reunificación de los electores es otro punto im­portante. Luego de las elec­ciones del 20 de mayo la oposición ha logrado unir fuerzas

Lo hemos logrado pero hay que profundizar eso. Más allá de unificar electo­res en Venezuela hay que rescatar el voto porque en estos momentos ni electo­res hay en Venezuela. La gente no quiere participar en las farsas de esta dicta­dura. Primero hay que lo­grar cambiar el CNE para que las personas se enamo­res de la idea de votar.

Pese a ello hay personas que siguen considerando un error el no participar en las elecciones del 20 de mayo. ¿Se equivocó la oposición cuando llamó a la abstención?

Nosotros no llamamos a la abstención. Lo único que pedimos al pueblo es que no se prestara para una far­sa electoral. Las condicio­nes no estaban dadas y por eso no fuimos a votar. Los jóvenes no se pudieron ins­cribir y los partidos no pos­tularon a sus líderes. El pueblo no estaba dispuesto a participar con esas reglas y lo demostró en la práctica.

Usted dice que el pueblo no estaba dispuesto a par­ticipar pero un desconoci­do como Bertucci sacó un millón de votos lo que sig­nifica que hay un pueblo que reclama cambios

Yo cuestiono profunda­mente esa farsa. No creo en esos números del CNE. Las cifras han sido maquilladas y lo único que le pido al se­ñor Bertucci es que asuma la política con responsabili­dad. Una persona que dice surgir como fuerza oposito­ra no puede terminar convi­viendo con Maduro.

Habla de la parcialidad del CNE y eso es algo que también ha denunciado Henri Falcón quien seña­la que hubo fraude en las pasadas elecciones. ¿Por qué la unidad no respalda al ex candidato?

Porque él no es nuestro candidato. Digamos la ver­dad Henri no fue elegido ni por la unidad, ni por con­senso ni por primarias. Fal­cón le hubiese hecho un fa­vor inmenso al país si no participaba en esa farsa pe­ro ya eso es pasado.

Sin embargo Falcón se­ñala a la unidad de boico­tear las elecciones

Nosotros dijimos que no participábamos en esa farsa y se lo advertimos. A él se lo dijimos personalmente porque yo estaba en esa reunión. Él no podía espe­rar que la unidad actuara distinto.

Vienen unas elecciones de consejos municipales. ¿Cómo se prepara la uni­dad para estos comicios?

Esas no son elecciones. El Consejo Nacional Electoral parece ser la secretaria de asuntos electorales. Lo que se viene es otra farsa. Una burla. Por sus palabras inter­preto que la oposición no va a participarSi somos coherentes no vamos a ir a elecciones. No hemos dado un pronuncia­miento formal pero no po­demos ir a votar con un CNE que no ofrece ningu­na garantía y que tiene aco­rralado al pueblo.

Compartir en WhatsApp
Belimar López

Login

Contraseña perdida?