Inicio » Locales » Deporte larense queda sin futuro

Deporte larense queda sin futuro

Anaís Mendoza | LA PRENSA.-  La “generación de oro”, no es más que una frase semejante a una utopía. La crisis de Venezuela arropa al deporte, los atletas abandonan sus disciplinas ya no hay equipos sólidos ni atletas del alto rendimiento, al­gunos han decidido mar­charse fuera del país para conseguir una mejor cali­dad de vida.

Colombia, Perú y Ecua­dor, son algunos de los destinos de los atletas que se han marchado a otros países y dejando a un lado su futuro como brillantes deportistas, pa­ra dedicarse a cualquier tipo de trabajo en el exte­rior.

Ser un deportista élite ya no es una prioridad para Albert Rojas, el jo­ven fue jugador de balon­cesto en la categoría U-15, y preselección de La­ra, pero en el año 2014, se marchó a Colombia junto con sus padres para conseguir mejorar su ca­lidad de vida.

“Me dolió mucho dejar el deporte, cada vez que llegaba de entrenar, mi papá me decía que tenía­mos que irnos porque no teníamos dinero para los gastos en la casa y como yo era menor de edad me tuve que ir y yo sentía que tenía talento ahora trabajo en un restaurante de comida rápida”, escri­bió través de una entre­vista por la red social Fa­cebook.

Hernán Mujica entre­nador de boxeo en el gimnasio Omar a Catarí ve con preocupación el futuro del deporte en Ve­nezuela, se quejó porque al gobierno no le interesa mucho invertir en las disciplinas deportivas.

“Aquí en el gimnasio no hay guantes, y los cha­mos hasta entrenan sin zapatos. Entonces cómo pueden traer medallas si no tienen becas y ni ha­blar de la alimentación; hay atletas que vienen a entrenar sin comer”, dijo con mucha preocupación mientras mandaba a ca­lentar a sus atletas.

Lo mismo opina el pro­fesor de pesas Wilmer Amaro, quien expresó que tres de sus mejores atletas que formaban parte de la selección de Lara, se marcharon el mes pasado del país y ni siquiera avisaron.

“Se fueron como deses­perados y la verdad yo los entiendo, cuando entre­naban se desmayaban porque no tenían fuerza; muchos decían, que no habían almorzado y que querían irse sólo para po­der mandarle comida a sus padres. No sabemos para qué país se fueron”, dijo con mucho lamento.

Aunque en las Asocia­ciones Deportivas de La­ra, consultadas por La Prensa no cuantifican las cifras de los atletas que se han ido del país, Car­los Sánchez quien se de­sempeña como entrena­dor de esgrima de la se­lección de Lara, ha visto cómo desde el año 2016, 16 esgrimistas han aban­donado la selección.

Se han ido a trabajar como vendedores infor­males, mesoneros, de­jando a un lado el depor­te. De acuerdo a su asis­tencia ahora sólo cuenta con 16 atletas y dice que preparar a un atleta lleva todo una vida, y que abandonen de la noche a la mañana, los desanima mucho.

Es muy triste. El talen­to se está yendo y todo porque no reciben el apo­yo del gobierno. Los atle­tas pagan sus traslados y muchos no vienen a en­trenar porque ni para los pasajes tienen. Eso hace que la calidad de las com­petencias sean preca­rias”, aseguró.

Ana Soto de 19 años, quien formaba parte de la selección de Lara de Taekwondo, se marchó el año pasado a Colom­bia, y ahora trabaja en puesto de comida rápida
mexicana, y con ese tra­bajo se mantiene y ayuda a su familia.

Me vine con una ami­ga, porque no podía más.Entrenaba y mis padres se quedaban sin dinero así que con todo el dolor de mi alma dejé todo. Tal vez en el deporte hubiese
dado más, comentó a tra­vés de una conversación por correo electrónico.

 

Compartir en WhatsApp
Karla Torres

Login

Contraseña perdida?