Inicio » Locales » Comedores escolares laboran a medias

Comedores escolares laboran a medias

María F. Hurtado | LA PRENSA.- Puré de papas con salsa de tomate es lo que reci­ben algunos niños en su escuela. Y es que con lo poco que llega a las insti­tuciones públicas las co­cineras se las ingenian para darle de comer a es­tos chamos que sin tener la culpa pagan las consecuencias de una descon­trolada crisis económica del país.

En incertidumbre se mantienen las escuelas de educación básica al no saber cuándo es que lle­gará la dotación de comi­da que servirá de alimen­to para los niños de estas instituciones. Los docen­tes ruegan a Dios que sea más pronto que tarde porque hay estudiantes que cuentan sólo con la comida porque en sus ca­sas no tiene nada que co­mer.

Más de 160 niños atien­den en la Unidad Educa­tiva San Antonio, y sólo una vez al mes les llegan los insumos que apenas les dura tres días cuando mucho.

“El 22 de febrero traje­ron 1 saco de papa, 7 ki­los de ají dulce, cebolla de cabeza, 1 guacal de to­mate, 1 saco de naranjas y varias piñas de las cua­les algunas venían podri­das”, dijo Nancy Colme­nares, subdirectora en­cargada. Lo que duró apenas 3 días y resolvie­ron con sopa de papas, naranja y trozos de piña.

Caso contrario se vive en la Escuela Bolivariana Terepaima, pues según la directora encargada, Riccy Gómez, el come­dor funciona muy bien y cubre el 100 por ciento de la matrícula escolar.

Cada 15 días les llega su mercado. Aunque no siempre tienen víveres y verduras, ellos tratan de resolverle el almuerzo a los niños con lo que ha­ya’’ el menú se realiza dependiendo de lo que llegue. “Ahorita estamos a la espera de ver qué es lo que nos tocará”, dijo la profesora Gómez.

Compartir en WhatsApp
Belimar López

Login

Contraseña perdida?