Inicio » Comunidad » Avenida de El Trompillo es una guillotina

Avenida de El Trompillo es una guillotina

Ednelly Evíes | La Prensa-. Yasmira Crespo aún recuerda con cierto temor, cuando hace  15 días, un sonido estruendoso la hizo que pegara un brinco de la cama, mientras dormía, y al asomarse hasta la puerta de su casa observó un panorama de­salentador: todo el frente había sido derrumbado. A un vehícu­lo de transporte público que circulaba por la avenida princi­pal de El Trompillo parte alta, se le fueron los frenos y se es­trelló en la pared de la casa de la familia Crespo cuando eran cerca de las 4:00 de la tarde.

Por fortuna esta vez sólo hubo pérdidas familiares, pero hace dos meses en esa misma curva se registró un vuelco de un ca­mión cisterna que dejó una da­ma fallecida y dos heridos de gravedad.
Estos hechos mantienen alar­mados a los vecinos, quienes ahora viven con el rosario en la boca pidiendo a Dios que no ocurran más accidente, sin embargo, la falta de ilumina­ción de la vía, las curvas pro­nunciadas que por allí se en­cuentran, aunado al exceso de velocidad, son los principales causantes de accidentes de tránsito.

“A diario estamos expuestos a accidentes. La semana nunca pasa en blanco, se registran uno o dos accidentes, los moto­rizados y los peatones somos los más afectados”, cuenta con preocupación la señora Grisel­da Hernández, residente de la zona. Los vecinos cuentan que de 18 lámparas que hay a lo largo de la avenida, sólo encienden la mitad de ellas, unas pocas permanecen prendidas de día, y de noche están apagadas por lo que la zona queda a oscuras.

La calle es una de las impor­tantes arterias del norte de la ciudad ya que es usada como vía alterna porque comunica con la comunidades de Carori­ta. Cuando hay trancas en la in­tercomunal Barquisimeto-Duaca, es la avenida de El Trompillo la más transitada. Aunque en reiteradas oportu­nidades había sido tomada por funcionarios policiales, que se instalaban debajo del puente
con alcabalas, desde hace mu­chos meses para acá han deja­do de hacerlo por lo que los conductores meten full chola a los carros sin percatarse del pe­ligro.

Quienes viven a lo largo de la vía son los más afectados, ase­guran que en horas de la ma­ñana, al mediodía y a la seis de la tarde, cuando hay más per­sonas transitando por la calle, hay más vehículos circulando a exceso de velocidad y sin con­trol por lo que exigen reducto­res de velocidad.

Compartir en WhatsApp
editor

Login

Contraseña perdida?