Venta de cocinas eléctricas se dispara

Ana Uzcategui | LA PRENSA de Lara.- Ventas de las cocinas eléctricas se disparan en el centro de Barquisimeto. Los chinos de la carrera 21 con calle 31 se la pasan abarrotados de compradores, que ante la escasez de gas en las comunidades y la dificultad para conseguir leña apelan a sus ahorros para cocinar con electricidad.

Los precios varían según la marca del electrodoméstico. En algunos negocios, las cocinas de marcas asiáticas con dos hornillas tienen un valor de 88 mil bolívares, y las de una hornilla cuestan 40 mil y se las llevan como pan caliente. "Tengo como tres meses cocinando a leña y me cansé del humo, de lo difícil que se ha convertido conseguir leña y del trabajo que representa, por eso decidí sacar los ahorros e invertir en una cocina eléctrica", comentó Johan Vásquez, en el mercado El Manteco.

Deibis Méndez busca la economía, aseguró no contar con los recursos para comprar una cocina eléctrica y decidió en invertir en los materiales para elaborar una doméstica. Consiguió la resistencia de corriente eléctrica en 20 mil bolívares, con eso se ahorra la mitad de los gastos.

Comerciantes árabes también informaron que ante la alta demanda que hay, el inventario se les agota rápido. Manín Chaer informó que en promedio más de mil personas pasan por su negocio al día preguntando por cocinas eléctricas y hasta las más costosas se le acabaron. "Las marcas buenas y duraderas tienen un valor de 390 mil bolívares y hasta 420 mil, la diferencia es la calidad de estos artefactos, si la saben cuidar pueden durar toda la vida", aseguró.

Samar Alchaer, otro comerciante de la carrera 21, informó que los locales con cocinas eléctricas registran grandes colas. "Los chinos son los que se están llenando de dinero, porque ante la crisis del gas la venta de este tipo de cocinas ha aumentado exponencialmente", precisó.

El precio de estos equipos va a la par con la inflación, semanalmente registran variación de precios, algunos negocios incrementan hasta el 20 % de su valor original de acuerdo a la variación del dólar paralelo con el que se importa la mercancía.

Otras personas optan por preguntar precios, pero el presupuesto no les alcanza para adquirirlas. "Con un sueldo de 40 mil bolívares y tres niños pequeños no tenemos opción de comprar una cocina eléctrica. Vivo en el sector 24 de julio y tengo cinco meses padeciendo por la falta de gas doméstico, no nos ha quedado otra opción que seguir cocinando a leña y lo haremos hasta que nos llegue el servicio que esperamos sea pronto", comentó Lefraín Torres.

Otras Noticias