Vía hacia Acarigua es una guillotina

Rafael Piña | LA PRENSA de Lara.- "No hay que mentir, la autopista estaba peor hace unos años pero sigue siendo un peligro transitar de noche" dijo con mucho miedo el gandolero Hernán Melián, quien además asegura que teme quedarse accidentado en la Intercomunal Barquisimeto- Acarigua por lo peligrosa que se ha puesto. Migueleros, oscuridad, huecos enormes en el asfalto y mala señalización son algunos de los peligros que tienen los choferes en esta transitada via.

En el primer tramo viajando de Acarigua a Cabudare, desde el estadio Metropolitano hasta el punto vial Los Cristales, los hundimientos del pavimento en ambos sentidos de la autopista son de terror y los conductores dicen que a veces hay choques enormes, ocasionados por los huecos. Además la maleza que bordea la autopista está tan alta que muchas veces tapa la visualización de la señales de transito, las cuales avisan cuando hay curvas, un cruce o salida de gandolas.

"La he transitado muchas veces porque vivo en La Miel y de verdad que hay lugares de la vía donde arrojan escombros y mucha basura regada", dijo César Peñaloza.

En los retornos no existe la previa señalización para que los choferes estén alertas. Los separadores viales por ser metálicos están en su mayoría doblados haciendo que conductores tengan que adivinar si existe o no un retorno.

"De verdad que desde que uno pasa Los Cristales comienzan los huecos que parecen cráteres", dijo Arminio Camacaro quien trabaja como chófer de una línea de transporte que va hacia Acarigua. El segundo tramo desde Los Cristales hasta el peaje Simón Planas pasando por Sarare y La Miel es abismal la cantidad de huecos que existen más en el sentido Barquisimeto-Acarigua. En total se contabilizaron 65 huecos de gran magnitud en el trayecto en donde los choferes deben estar manejando, en zigzag con la misión de esquivarlos para que los vehículos livianos o de carga pesada no sufran las consecuencias.

Con la llegada de las lluvias existen deslizamientos de tierra de varios cerros que conectan con la vía, obstaculizando el andar de los vehículos.

La oscuridad en las noches es angustiante para cualquiera que transite la vía. Chóferes que frecuentan esta autopista aseguran que han atropellado perros y pájaros en la noche, pues las luces de sus vehículos no son suficientes para alumbrar. "Uno podría arrollar hasta una persona", explicaba un chófer, pero el mayor miedo es que les lancen objetos como ya ha pasado y al detenerse ser atracados, pues ni hay vigilancia policial en toda la vía. El único puesto policial es Los Cristales y tienen una sola unidad para cubrir las emergencias de toda la autopista y no se dan abasto.

Otras Noticias
Locales

Cambian directores en la gobernación de Lara

| comentarios

Locales

Precio de la carne incomprable 

| comentarios

Locales

Larenses optan por la medicina natural 

| comentarios