Un problema de 120 Millones

Agencías | LA PRENSA de Lara.- Por segundo verano consecutivo, los caminos de Antoine Griezmann y el Barcelona se cruzan. Todo apunta a que el delantero francés acabará vistiendo la camiseta azulgrana más pronto que tarde. Él ya ha dado el paso que le faltó el curso pasado, anunciar que quería dejar el Atlético de Madrid, y el Barça tiene como base el acuerdo que ya alcanzó con el jugador hace un año. Y sin embargo, la operación no termina de estar clara.Fichando a Griezmann, el Barça contrata a un gran futbolista, un delantero contrastado en LaLiga y competición europea, pero también se lleva una patata caliente. Su fichaje no genera el consenso suficiente en varios estamentos del club.

Para empezar, en los despachos. En las oficinas del club hay quien piensa que el Barça no queda en buen lugar yendo a fichar a un jugador que el verano pasado dio calabazas públicamente al club. El famoso documental de La decisión que tanto daño hizo a los culés.También hay reticencias dentro del vestuario. Si el año pasado, Griezmann era un jugador deseado y que contaba con el visto bueno de los miembros de la plantilla culé, este año las cosas son diferentes. Hay pesos pesados de la caseta a los que tampoco les gustó lo que ocurrió la temporada pasada y que no comparten las formas del jugador francés, su tendencia a querer ser protagonista fuera de los terrenos de juego. Algunos llegaron incluso a darle la bienvenida públicamente al galo y luego vieron cómo su fichaje no se consumaba.

Otras Noticias
Futbol

Muriel se queda fuera de la Copa América

| comentarios

Futbol

Colombia amargó debut de Argentina

| comentarios

Futbol

Fariñez fue la figura ante Perú

| comentarios