Inicio » Sucesos » Matones lo carrerean en un carro y le disparan

Matones lo carrerean en un carro y le disparan

Euseglimar González | LA PRENSA.- Bocabajo y con la cara bañada de sangre estaba un hombre ayer en la ma­drugada en la entrada del barrio La Libertad en El Trapiche, al norte de Bar­quisimeto. Al parecer un carro lo persiguió hasta dispararle. El chamo de aproximadamente 25 años no ha sido identifi­cado por familiares.

Más de cinco disparos se escucharon en el sec­tor a la 1:00 de la madru­gada, según cuentan los vecinos de la zona. Cerca de donde asesinaron al hombre hay un galpón, el vigilante comentó que en la madrugada escuchó unos pasos y en seguida la velocidad de un carro. “En sólo segundos se es­cuchó la ráfaga de tiros, y lo que hice fue resguardarme”, dice el trabaja­dor.

El chamo quedó con el brazo derecho debajo de su cuerpo, su rostro esta­ba lleno de sangre, alre­dedor del cuello tenía un rosario y justo la cruz le quedó en el medio del cuello. Entre la acera y la carretera quedaron al menos cinco conchas de balas. Recibió impactos de balas en varias partes del cuerpo, entre el tórax y la cabeza. Cerca del cuerpo quedaron unas llaves y una cacha de una navaja o cuchillo.

El joven no tenía nin­gún documento que lo identificara. Era de piel morena, cabello corto ne­gro y medía aproximadamente un metro 60 centí­metros. En la pared y en la acera habían charcos de su sangre. Vestía un suéter blanco, que quedó ensangrentado por los impactos de bala, unos monos rojos, las nalgas quedaron al descubierto, llevaba puesto unos zapa­tos deportivos.

Los matones se trasla­daban en un carro, y en la acera quedó marcado el frenazo del carro y presu­men que desde allí le dis­pararon al muchacho. El cuerpo estaba a unos tres metros. Nadie salió a ver qué había ocurrido y no fue sino hasta esta maña­na que los vecinos vieron el cuerpo del hombre ti­rado en la calle.

“¡Santo Dios, como ma­taron a ese muchacho!”, gritó una señora que ape­nas se asomó a ver el cuerpo del joven. La da­ma se persignó y siguió su camino.

Al sitio comenzaron a llegar más personas e in­tentaban identificarlo, pero por la sangre que te­nía en el rostro era impo­sible. A las 7:00 de la ma­ñana vecinos de la comunidad llamaron a los funcionarios de la Policía de Lara, quienes llegaron para resguardar el sitio.

“Ese chamo como que estaba robando por ahí y vinieron a matarlo para esta zona, porque de por aquí no es”, decía una mujer a un grupo de per­sonas que estaban en el sitio curioseando.

Un hombre se asomó hasta donde estaba el cuerpo y comenzó a deta­llarlo y aseguró haberlo visto en Villa Juana, cer­ca del sector en donde fue asesinado el chamo. “Él se la pasaba por esa zona. En Villa Juana vive un familiar de él”, dijo el hombre y se fue del sitio.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc lle­garon a la escena del cri­men para hacer el levan­tamiento del cuerpo y co­menzar con las investigaciones. Presu­men que se trate de una venganza, aunque si­guen con las averiguacio­nes.

El cuerpo fue trasladado hasta la morgue del Hos­pital Central Antonio María Pineda y hasta ayer en la tarde el chamo no había sido identifica­do por sus familiares.

Sin patrullaje

Vecinos de El Trapiche denunciaron que en el sector hay poco patrulla­je policial. “Aquí se meten a las co­munidades cuando hay un muerto, pero no hay un patrullaje constante”, expresó una vecina.

Compartir en WhatsApp
Belimar López

Login

Lost your password?