Inicio » Comunidad » Reinan los malos olores en la vía del Bolívar

Reinan los malos olores en la vía del Bolívar

Enmanuel De Sousa | LA PRENSA.- La señora Iris Aram, tiene un negocio de tortas, dulces y de­sayunos justo al lado de el bote de aguas piches es una de las más afectadas, “Esto afecta muchos las ventas, cuando lle­gan los clientes lo único que hacen es quejarse del olor, a ve­ces no compran”, dijo con pre­ocupación la vendedora. La cloaca se tapa constante­mente y ha sido arreglada mi­les de veces sin éxito alguno.

Es lo que cuentan las personas que laboran entre las calles 8 y 9 de la principal del Barrio Bo­lívar y La Batalla.

Pasar por el sitio es calarse el mal olor que abunda en el lu­gar, aquellas personas que bus­caban siempre comprar un pan o una empanada en un los establecimientos de comida de lugar han dejado de hacerlo, sin embargo los negocios si­guen intentando hacer su tra­bajo pero no dejan de estar muy preocupados por el asun­to que ya tiene varios meses.

La cloaca tiene un recorrido amplio de aproximadamente 300 metros donde pasa por más de dos cuadras de la aveni­da principal del barrio.

El tiempo que tiene el agua piche desbordandose ahora, es poco, porque ha sido reparado muchas veces, los vecinos han elaborado muchas cartas a Hi­drolara para que tome cartas en el asunto, curiosamente lo han hecho, pero sigue tapan­dose algunos meses después, los que son testigos de eso di­cen que simplemente llegan y hacen mal el trabajo, dejan mal reparada la tubería.

Y cuando llueve es peor, las lluvias incrementan la canti­dad de agua y el olor se vuelve el doble de insoportable.

La situación llegó a tal punto que dos quioscos de la zona y el establecimiento de una se­ñora que vendía empanadas, que estaban justo al lado del desborde, cerraran porque los clientes ya no pasaban por ahí.

El origen del problemónGilberto Rivero, comerciante y habitante del Barrio Bolívar dijo que lo que está pasando es debido a que hace dos años in­vadieron en la esquina de la ca­lle 9, las personas que lo hicie­ron después solicitaron tuberí­as de aguas negras y al parecer eso provocó que se colapsara el abasto que debía tener para to­dos los habitantes.

Belimar López

Login

Lost your password?