Inicio » Locales » Crisis lleva a obreros a migrar de oficio y vender frutas

Crisis lleva a obreros a migrar de oficio y vender frutas

Osman Rojas | LA PRENSA.-“Los trabajadores de la construcción tienen que ingeniárselas para poder vivir. Ya no hay trabajo en la industria y por eso deben ir a los semáforos y vender frutas, verduras o jugos. Esto es algo la­mentable y reprochable desde cualquier punto de vista”.

Así definió Pedro Peña, presidente del Sindicato de la Construcción, la inoperatividad del 93% que sufre el sector y lo que hacen los trabajado­res para poder sobrevivir a la crisis.

El dirigente sindical aseguró que hay una tasa de desempleo que abarca a unos 25 mil trabajado­res y responsabilizó al Gobierno nacional de ha­ber creado el escenario para que los constructo­res estén migrando a otros oficios.

“Lo que está pasando da tristeza y vergüenza. No puede ser que personas que le han dedicado toda la vida a esto, hoy se vean en las principales calles de la ciudad ofertando al­gún producto. Se perdió la calidad de vida y se ha denigrado al obrero”, la­mentó Peña.

Las palabras del sindica­listas respaldan lo de­nunciado por el ingenie­ro Ronald Arias, presi­dente de la Cámara de la Construcción en Lara, quien dijo que el Gobier­no nacional en lugar de incentivar el desarrollo lo condena.

“La paralización del sec­tor es total y nadie asume las culpas de lo que aquí ocurre. Vivimos en un país en el que el cons­tructor es sancionado y perseguido”, dijo.

El Sindicato de la Cons­trucción asegura que si el sector no está parado en su totalidad es por las empresas extranjeras que hacen vida en Vene­zuela; sin embargo, la mayoría de contratistas nacionales ha cerrado sus puertas por la crisis.

“Trabajan sólo los ami­gos de los gobernantes y eso es algo que hay que solventar porque son muchos empleos que se pierden”, dijo Arias.

Belimar López

Login

Lost your password?