Inicio » Titular » Zoológico Bararida está bajo la lupa

Zoológico Bararida está bajo la lupa

Osman Rojas | LA PRENSA.- Tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe. Luego de las constantes denuncias realizadas por trabajadores del Parque Zoológico y Botánico Ba­rarida las autoridades re­gionales han decidido to­mar cartas en el asunto para frenar las muertes relacionadas a la malnu­trición que se viene regis­trando dentro de la insti­tución.

La momentánea detención de Carlos Sil­va, veterinario del zooló­gico que fue liberado ba­jo régimen de presenta­ción cada 30 días y la investigación sobre otros trabajadores han sido las primeras acciones em­prendidas por los funcio­narios públicos.

“Los representantes del Ministerio Público averi­guarán qué es lo que pasa para poder detectar cuál es el problema que hay en el parque”, fueron las palabras del doctor Félix Camacaro, abogado en­cargado de defender al veterinario Silva. El pro­fesional del derecho no quiso dar mayores deta­lles de lo que serán las in­vestigaciones pero, se­gún pudo conocer La Prensa, a partir de esta semana se iniciará una serie de investigaciones sobre los trabajadores en­cargados de suministrar el alimento de los anima­les.

“Todo esto será por el bien del parque. Por aho­ra lo único que podemos decir es que se está cum­pliendo con los paráme­tros regulares”, expresó Camacaro, minutos des­pués de la liberación del doctor Silva.

Conocer el balance nu­tricional de los animales sería la principal duda de los funcionarios públicos quienes buscan confir­mar qué tan ciertas son las denuncias realizadas por Neris Suárez, cuida­dor de animales y miem­bro del sindicato de tra­bajadores del zoológico quien asegura que hay semanas en las que las especies pasan hasta cua­tro días sin comer.

Animales enfermos

La precaria alimenta­ción a la que son expues­tos los animales en el zo­ológico repercuten en su estado de salud. Diversos especialistas consultados por el equipo reporteril del diario La Prensa con­firman que la dieta que rige la alimentación de las especies que hacen vi­da en la institución pue­de ser la principal causa de muertes dentro del parque.

“El sistema inmunoló­gico de los animales es muy sensible. Si un mo­no tiene problemas con la alimentación también sufrirá del corazón o de los riñones y eso es gra­ve. No hace falta ser un experto para ver lo que pasa hoy en día dentro del parque. Tenemos animales enfermos que ameritan atención inme­diata”, relata un veterina­rio que, por seguridad, prefirió mantenerse en el anonimato.

El informante detalla que la variabilidad en la alimentación de los ani­males influye de forma directa en el estado nutri­cional del espécimen. “Lo normal dentro de los zoológicos es que se adapten las comidas cuando algo falta. La sus­titución de alimentos es válida siempre y cuando se respeten los estánda­res nutricionales, pero hay algo que tenemos que tomar en cuenta y es la disposición de cam­biar del animal. El pepi­no y el calabacín tienen los mismos valores, pero el sabor es distinto y eso es un condicionante”, ex­plica el doctor.

La periodicidad con la que distribuyen la comi­da es otro punto a eva­luar. De buena fuente La Prensa pudo conocer que, una vez a la semana el zoológico recibe ali­mentos; sin embargo, el cargamento no alcanza para suplir las demandas alimenticias.

“La comida en el parque es estirada. Los monos, que en teoría deben co­merse 4 kilos de frutas y verduras, sólo se comen uno. Los bocados nocturnos también se elimina­ron”, relata un trabajador del parque.

Tan precaria es la situa­ción dentro del zoológico que alimentos como la avena (fundamental en la dieta de los osos o en la elaboración de platos en algunas aves) ha desa­parecido. Fórmulas lác­teas o suplementos vita­mínicos también brillan por sus ausencia.

Lo que más preocupa a los trabajadores es la postura silente adoptada por las autoridades re­gionales. Según cuentan los trabajadores el par­que ya no es autosusten­table y los animales po­drían seguir muriendo si los directivos continúan de brazos cruzados.

Compartir en WhatsApp
Eva Gómez

Login

Contraseña perdida?