Inicio » Locales » Precios de las baterías devoran los bolsillos

Precios de las baterías devoran los bolsillos

Víctor Gutiérrez | LA PRENSA.- Guaros verán la televi­sión como en la época de los abuelos, pero con controles remotos sin ba­terías, al igual que el reloj de pulsera lo tendrán de adorno, debido a los altos costos que están por en­cima del las Lomas de Cubiro. Barquisimetanos realizan el arduo esfuer­zo por adquirir las famo­sas pilas del conejito ro­sado que rondan por los 7 millones de bolívares.

“Tengo como dos me­ses que compré un par de pilas de las pequeñas, era una marca china, y también adquirí dos de las redondas planitas pa­ra una calculadora cientí­fica” expresó el señor Gregorio Sánchez quien además tiene tiempo sin comprar el producto. Los costos son muy elevados y sobrepasan un sueldo mínimos.

Al igual que Sánchez, la señora Magali de valen­cia expresa: “no se me fa­cilitan comprarlas, hace dos meses que no las compro, la última vez que las adquirí fue para el control del televisor y de allí no lo he vuelto a hacer, porque sus costos están sumamente eleva­dos”. Las populares mar­cas alcalinas, Duracel, Rayovac, GP entre otras marcas conocidas se en­cuentran por las nubes.

Sus precios no baja de 1 millón de bolívares y pueden llegar a costar hasta 7 millones de bolí­vares, varían dependien­do de la marcas GP, Alca­lina, Duracel, Rayovac, entre otras, devorando el bolsillo de los comprado­res, quienes priorizan los gastos de la familia en la alimentación pasando las pilas a ser un produc­to que no es de primera necesidad.

Buscan alternativas

Algunos guaros ahora utilizan el control remo­to del televisor adaptán­dolo a un cargador de te­léfono celular. Tal es el caso de Alejandro Gimé­nez quien comentó que desde hace un par de años no invierte dinero en pilas para sus contro­les, pues ahora con solo enchufarlo enciende su televisión.

“Eso está caro, tengo muchísimo tiempo que no las compro, deben es­tar costosas, hace cuatro meses que no las com­pro” asevero el señor José Gómez. Por otra parte la señora Marlene Fréitez comento: “Tengo dos años sin comprar baterí­as, anteriormente las compraba y las guardaba, en la actualidad no pue­do hacer eso por su pre­cio está muy costoso”.

Los relojes son el nuevo accesorio decorativo de los barquisimetanos, to­do esto debido al alto cos­to de sus pilas el argu­mento de algunos guaros cuando le preguntan por la hora su respuesta es simplemente que no le sirven o esta averiado por falta de la batería que lle­van en su interior, es de­cir que los tienen solo para pavear o sencilla­mente lo dicen para evi­tar ser robados en la vía pública.

Compartir en WhatsApp
Belimar López

Login

Contraseña perdida?