Inicio » Locales » Salud en el estado Lara agoniza

Salud en el estado Lara agoniza

Osman Rojas | LA PRENSA.- Tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe. Luego de tres días de intensas protestas de calle, los trabajadores de 15 centros médicos en Lara (hospitales y ambulatorios) decidieron irse a paro argumentando que la quincena (Bs. 700 mil) no les alcanza ni para comprar un kilo de arroz.

De uno en uno los trabajadores de los hospitales iban saliendo. Pancartas, pitos y consignas en contra del Gobierno estremecían las salas de espera en los recintos médicos.

Los tres hospitales pertenecientes al Seguro Social (La 50, Barrio Unión y Pastor Oropeza) fueron los primeros centros que se declararon en huelga. A las 8:45 de la mañana enfermeras, médicos y personal administrativo salieron a las calles decididos a no reincorporarse a sus puestos de trabajo.

“Mi quincena fue de 600 mil bolívares y con eso apenas me compro una empanada y me tomo un café. Es una vergüenza lo que nos están pagando”, dijo indignada la licenciada María Salas, enfermera del Pastor Oropeza.

Salas explica que los bonos nocturnos ya no son cancelados y eso afecta la remuneración quincenal de los trabajadores. “Nos han vulnerado nuestros derechos y eso es una falta grave.

Lo que exigimos como trabajadores es que se nos pague un sueldo digno porque aquí hay personas que cobran un millón de bolívares y deben pagar la bolsa de comida en un millón 200 mil. Que nos explique la gente del Ministerio de Salud ¿cómo hacemos para comer?‘, reclama la enfermera.

Una realidad parecida se vivió en el Hospital Central de Barquisimeto. Allí las enfermeras y el personal obrero empezó a reunirse a las 9:00 de la mañana con el firme objetivo de paralizar sus actividades en busca de mejoras salariales. Una reunión, de apenas 10 minutos, sirvió para que los trabajadores tomaran la decisión de abandonar sus puestos de trabajo y marcharan hasta la Dirección de Salud.

“¿Y dónde está?… ¿Y dónde está la esperanza que a Lara iba a llegar?”, cantaban los manifestantes mientras caminaban por la avenida Vargas. Eran las 9:35 de la mañana cuando la popular avenida fue invadida por el personal que labora en el central.

“Da vergüenza lo que pasa en este país. El bono del Carnet de la Patria es más alto que el sueldo de los trabajadores. Aquí en el central una quincena sale en 550 mil bolívares para el personal obrero mientras que una licenciada en enfermería gana 700 u 800 si hace guardia nocturna”, comentó Magali Duque, enfermera del Antonio María Pineda.

Luego que el principal centro asistencial salió a la calle, en los demás hospitales y ambulatorios se vivió un efecto dominó. El hospital Pediátrico, el Luis Gómez López, el ambulatorio de La Paz, el ambulatorio de La Carucieña, el CDI de Tamaca, el ambulatorio de San Jacinto, el CDI de Bararida, el Hospital de Duaca, el Egidio Montesinos de El Tocuyo y el ambulatorio de Cabudare fueron las demás instituciones que se integraron a la protesta exigiendo mejoras salariales.

La huelga en los hospitales se mantuvo durante todo el día y se extenderá de forma indefinida. Emergencias y las maternidades fueron los únicos servicios que trabajaron pues Consulta Externa y pabellones vieron limitada sus actividades por falta de enfermeras.

Según pudo conocer La Prensa, una comisión de cinco personas (dos médicos y tres enfermeras) se reunió con representantes de la secretaria de Salud, pero el encuentro no llegó a nada pues las autoridades regionales no les prometieron ajuste salarial.

Compartir en WhatsApp
Karla Torres

Login

Contraseña perdida?