Inicio » Sucesos » Nacionalidad le abrió las puertas

Nacionalidad le abrió las puertas

Euseglimar González | LA PRENSA.- La “Meretriz Guara” no sólo usó su encanto para aterrizar a Europa y crear un grupo de “Escort Vip” sino también su naciona­lidad española.

Mariana Pares, supuestamente, es de origen español por su padre y hace más de un año llegó a Austria. La mujer de cabello largo y radiante negro, de bue­nas piernas, senos opera­dos y coqueta podía “mo­verse” con libertad en el país por tener la naciona­lidad española.

La joven estudió en 2013 en la Universidad Fermín Toro Comunica­ción Social, pero sólo cur­só un semestre, pues en 2014 se retiró. Luego se dedicó a las pasarelas de bellezas hasta que en 2017 emigró.

La joven tiene doble na­cionalidad, venezolana-española, así lo dieron a conocer las autoridades austríacas a través de un comunicado cuando la joven fue detenida. Su­puestamente una vez es­tando en Europa se “reu­nió” con las otras cuatro personas, que cayeron junto a ella, para comen­zar con el “trabajo” de Es­cort Vip.

En un audio difundido, habla presuntamente Mariana, y explicaba a mujeres cómo era el ne­gocio. En la nota de voz la mujer les comentaba có­mo era el negocio y les decía que ganarían entre 100 a 150 euros por hora.

La información sobre la detención la dio a cono­cer la Policía Nacional de Austria y comentaron a los medios de ese país que las investigaciones se iniciaron tras la de­nuncia de una venezola­na ante la Unidad de Lu­cha contra la Trata de Se­res Humanos y la Inmigración Clandestina de la BKA de Austria, en la que informaba sobre una organización dedica­da a este tipo delictivo.

Medios de comunica­ción como Oe24 en Euro­pa publicaron un reporta­je sobre la detención de los cuatro implicados en la red de prostitución y detallan sobre dos “ani­llos de prostitución”, es decir eran dos “jefas”, y aseguran que tenían al­gunas casas en María En­zersdorf, ubicada en la baja Austria.

Ese mismo periódico informó que las víctimas eran más de 20 mujeres y supuestamente fueron atraídas con “falsas pro­mesas” y aparentemente eran obligadas a realizar trabajos sexuales. Aun­que las autoridades aus­tríacas aseguraron que las investigaciones conti­núan.

Compartir en WhatsApp
Belimar López

Login

Contraseña perdida?