Inicio » Locales » “El gobierno es derrotable en medio de la crisis”

“El gobierno es derrotable en medio de la crisis”

Ágatha Reyes | LA PRENSA.- El gobierno está abonando el camino hacia el caos so­cial al mantener a un pue­blo acorralado por la crisis económica y la escasez de productos fundamentales y medicamentos.

Lo suelta Gerson Luna, po­litólogo al agregar que ante la indiferencia guberna­mental ante sus necesida­des el pueblo puede llegar a tomar medidas extremas en las calles y buscar solución a la crisis por sus propios me­dios.

Luna quien además es do­cente de Sociedad y educa­ción en la UPEL, advierte que en un escenario electo­ral marcado por la crisis, Ni­
colás Maduro pierde el res­paldo incluso de su militan­cia, porque ante un panorama como el que se vive en Venezuela cualquier
gobierno se vuelve derrota­ble.

Aunque refiere que para nadie es un secreto que se avecina un proceso electoral marcado por la parcialidad del ente rector, insiste en la necesidad de ejercer el voto, al considerar que es la única vía para un cambio de un gobierno al que describe co­mo “indolente y destructor
de las riquezas venezola­nas” refieriéndose al colap­so de la industria petrolera.

¿Cómo describe la situación econó­mica del país?

Estamos en un proceso hiperin­flacionario que requiere la atención del ente gubernamen­tal superior que hoy se esta ha­ciendo la vista gorda ante la cri­sis política, social y económica, por que su única ambición es mantenerse en el poder a costa de lo que padece el pueblo. Ade­
más se inventa una guerra eco­nómica que es absurda para ex­plicar el proceso hiperinflacio­nario.

¿Hay una desconexión del gobierno con el pueblo ante el aumento de la crisis?

Totalmente, esto solo da mayo­res indicios de que el gobierno dirigido por Maduro es comple­tamente derrotable por este proceso de hiperinflación. La demanda del pueblo se mantie­ne cada vez más en las calles del país, y es un cambio de mo­delo económico, el pueblo está
cansado. De no buscar solucio­nes rápidas podríamos iniciar el camino hacia el caos político, económico y social.

¿Por qué afirma que el gobierno es derrotable?

Porque está abonando el cami­no para una implosión que daría paso a una explosión social. Ya no serían los partidos políticos ni el gobierno nacional, sino que el pueblo tomaría sus pro­pias decisiones y ver de que manera encuentra soluciones a la falta de comida, medicinas y
un salario digno.

Los tres niveles del gobierno están encabezados por el oficialismo sin embargo las soluciones no llegan, ¿Hasta dónde puede aguantar elpueblo?

La indiferencia y desmejoras seguirán siempre que el gobier­no insista en pisotear la volun­tad y derechos del pueblo vene­zolano. Lo único que se puede establecer como una protec­ción al ciudadano es la salida inminente de este gobierno que ha acabado sistemáticamente con las riquezas de Venezuela y con el sistema social, económi­co y político. Aun teniendo el control total no ha logrado ha­cer resurgir al país.

¿Por qué dice que el gobierno piso­tea sistemáticamente al pueblo?

Porque no hay respeto por los derechos humanos, estamos vi­viendo como un estado forajido donde quienes están en el po­der quieren hacer y deshacer a su conveniencia, pasando in­cluso por encima de la consti­tución. Esto lo único que provo­cará es la salida del pueblo a la
calle.

¿Puede repetirse el escenario de ma­nifestaciones del 2017?

Se podría repetir y cuidado si no es mayor. El gobierno plan­tea que luego del 20-M habrá un auge económico, pero eso debe ocurrir mientras está en ejerci­cio, el es quien mantiene el es­tado y solo busca manipular a través del discurso para perpe­tuarse en el poder. Sin importar el cambio que pide el pueblo que hoy está deprimido y que la diáspora va en crecimiento, sin embargo la gente aun tiene es­peranza de salir a votar.

¿Por qué insiste el gobierno en un es­cenario electoral donde no tiene res­paldo popular?

En un proceso hiperinflaciona­rio está obligado a ir a los comi­cios porque está urgido de la re­elección, saben que al poster­gar las elecciones un mes más, sería su perdida. El ciudadano tiene la presión diaria de estar ante una economía cambiante y que destruye paso a paso el po­
der adquisitivo.

El gobierno insiste en otorgar bonos y crear programas sociales ¿Qué buscan?

Son programas populistas, el gobierno cree que con esos pro­gramas el venezolano va a ce­der en su convicción de cambio, el gobierno quiere silenciar la crisis con una bolsa de comida y con bonos que no alcanzan para nada. Hoy el venezolano no cuenta con un salario real que
cubra las necesidades básicas y el gobierno solo se burla cuan­do hace anuncios de aumentos salariales que se vuelven sal y agua.

¿Cómo evalúa a la dirigencia política opositora?

Hoy están inmersos en un fren­te amplio llamado Venezuela Li­bre, pero deben enfocarse en buscar de otra manera una so­lución a lo que pasa el venezola­no, abstenerse no ha sido ni se­rá una solución.

Si se quiere sa­lir de un modelo económico que está por el suelo y sacar a un gobierno que hoy se encuentra derrotable, deben entender que la única vía es a través de las urnas electorales. Ese frente se ha caracterizado por un frente de la sociedad civil con los gre­mios, sindicatos y partidos de la unidad y esto hace que ten­gan un planteamiento diverso a
las elecciones.

¿Cree que se han desconectado de la realidad de las calles?

Les falta entender que no es en las casas que se logra el cam­bio, es ejerciendo el derecho al voto. No es la inacción que lo­grará el cambio que quiere y ne­cesita el pueblo.

¿La crisis humanitaria está pasando factura al gobierno?

El desabastecimiento es nota­ble, el salario está por el suelo y eso hace que la reacción del pueblo pueda pedir otro tipo de cambio político. Sin embargo hay una candidatura emergente que es la Henri Falcón, que se presenta tentador por su mode­lo económico de dolarización.

¿Está el país preparado para una do­larización?

Totalmente, además puede fun­cionar porque el pueblo compra sus bienes a precio de dólar. El bolívar está derrumbado y lle­gar a un proceso de dolarización puede representar cambios significativos.

Usted habla de Falcón como candidato emergen­te cuando solo cuenta con el respaldo de tres organi­zaciones políticas y su postulación ha sido tan cuestionada ¿Por qué?

Los sondeos de opinión están demostrando que él está 9 puntos porcentuales por encima del contendor principal que es Nicolás Maduro y eso aunque aun no se perciba va dando con­fianza al electorado que de­be entender que la única vía democrática de cambio es a
través del voto. Si hay posi­bilidad de cambio.

El ciudadano no está convencido de votar ¿por qué cree que Falcón puede masificar la participación en un proceso tan cuestio­nando nacional e interna­cionalmente?

En estos momentos donde hay un pueblo pasando hambre y muriendo ante la falta de medicinas sería un error quedarse de brazos cruzados y no participar de las elecciones del 20-M. Además la participación se­ría un brazo fuerte para la presión internacional que se está desarrollando.

¿Qué papel tienen las sanciones internacionales en el proceso de transi­ción que usted plantea?

Todas las sanciones van directamente a los persone­ros del gobierno, lo que evi­dencia el alto grado de co­rrupción de quienes dirigen el país, todo ese dinero con­gelado y confiscado podría solventar la emergencia hu­manitaria. Esa presión bus­ca adelantar ese proceso de transición, donde el gobier­no voluntariamente renun­cie.

¿Por qué votar si el mis­mo gobierno ha dicho que ya se sabe quien será el ganador del 20-M, e inclu­so se han presentado irre­gularidades partiendo de la violación a los tiempos electorales?

En este escenario político se plantearon precondicio­nes entre partidos y el CNE, y aunque las condiciones no están dadas por la pre­mura y las fallas en los lap­sos el electorado debe com­prender que la masividad puede evitar cualquier irre­gularidad o trampa que esté planteada.

Muchos se esta­rán preguntado ¿Cómo ha­cerlo? Y es haciendo valer el derecho.Usted habla de acuerdos, sin embargo el CNE se pronunció y dijo que quien llame a la no parti­cipación puede ser sancio­nado ¿Qué lectura debe darle el ciudadano?

Puede ser una especie de amenaza a la oposición, pe­ro la constitución establece que hay libre opinión y pen­samiento. Ese pronuncia­miento solo evidencia un miedo persistente en el go­bierno y el ente electoral que sin duda está parciali­zado hacia el oficialismo.

¿Miedo a qué?

A lo que muestran las en­cuestas y es que el gobierno de Nicolás Maduro no cuenta con el respaldo po­pular y que solo tiene a su lado un CNE parcializado, incluso su militancia está dejando de respaldarlo por que también están pasando hambre. En la diáspora que se ha generado hay muchos oficialistas decepcionados.

¿Qué le espera al país?

Si no hay un cambio de modelo de gobierno que dé paso a un cambio económi­co, solo enfrentaremos una cubanización, donde las po­líticas económicas solo pro­vocaran la inflación más al­ta del planeta superando el 4 mil %, con mayor diáspo­ra y huida del empresaria­do. Con la posición guber­namental solo habrá un proceso comunista un au­mento.

¿Por qué el gobierno no ha logrado reactivar laeconomía del país?

Porque no hay disposición política ni intereses de por medio. Hoy el gobierno quiere hacerle ver al ciuda­dano que luego de las elec­ciones logrará un auge eco­nómico, pero esa es una competencia que debe ejer­cer ahora que está al frente del estado venezolano. Al gobierno no le interesa mantener ningún tipo de relación con el empresaria­do privado, al cual indiscu­tiblemente necesita. Pero eso significaría una perdida
de poder al cual está acos­tumbrado.

 

Compartir en WhatsApp
Karla Torres

Login

Contraseña perdida?