Inicio » Locales » Volvieron las colas al Edificio Nacional

Volvieron las colas al Edificio Nacional

Ágatha Reyes | LA PRENSA.- Menos de una semana duró la medida de sortear cupos en las afuera del Edificio Nacional para legalizar documentos y solicitar partidas de nacimiento.

El método, que en primera instancia era para evitar que la gente pasara la noche en la Plaza La Justicia y la venta de cupos no fue eficaz. Desde ayer, quienes acudieron a realizar algún trámite en el Edificio Nacional se encontraron con la sorpresa de que “volvieron las colas”.

Las denuncias no tardaron en llegar, pues usuarios denunciaron maltrato por funcionarios que al salir a recoger las cédulas gritaron “van a tener que volver a madrugar”.

Algunos ciudadanos que llegaron tempranito hicieron su cola con la esperanza de lograr ingresar al edificio, pero era tal el gentío que muchos quedaron por fuera y perdieron por segunda vez la mañana.
El desespero por poder entregar la cédula no se hizo esperar y en la cola se escuchaba “reciba esta, estoy desde ayer”; sin embargo, el encargado de la cola, con una bolsa blanca en mano para guardar las cédulas, les gritaba: “El funcionario soy yo”.

Cansado de la espera y de los malos tratos estaba José Pérez, quien por segunda vez fue a solicitar una partida de nacimiento, llegó a la 1:30 de la mañana y eran las 9:30 y nada que pasaba, pues su cédula no fue retirada en el primer lote.

Denuncia que “cada día hay más desastre” para realizar un trámite en el Edificio Nacional y que el ciudadano debe “hacer de tripas corazón para aguantar los inconvenientes”.

Lesbia Vargas, también demostró el descontento, considera que es indignante que les “cambien la seña” cada semana y no exista un mecanismo que permita que la cola corra sin problemas.

Dice que la anarquía se sigue haciendo presente “y funcionarios no hacen nada”. Génesis Briceño, también descargó su furia, pues el día anterior había cancelado 35 mil bolívares a un gestor para poder entrar. Comenta que realizó el primer paso del trámite, pero hoy (ayer), el cambio de método le impidió pasar a la segunda fase. “Si no entrego el váucher lo que hice ayer es en vano, pierdo la plata y el tiempo”, soltó indignada.

Mientras muchos se quejaban en la cola, el encargado de mantener el orden también aprovechó y aseguró que la falta de personal en las instalaciones del Edificio Nacional hace que se retracen las colas y no tengan capacidad para atender a todo el que llega a realizar un trámite.

“Somos tres personas tratando de organizar, humanamente es imposible atenderlos a todos, además son pocas máquinas que no se dan abasto”, soltó cansado de los reclamos, mientras en la cola extendían los brazos para que les quitara la cédula.

Compartir en WhatsApp
Karla Torres

Login

Contraseña perdida?