Inicio » Locales » Venden la pastillita azul en la frontera

Venden la pastillita azul en la frontera

Osman Rojas | LA PRENSA.-Como entra sale. La duroval (derivado del viagra) se ha convertido en la pastilla más buscada por los comerciantes venezolanos que ofertan sus productos en las calles colombianas.

El poco costo del producto en las farmacias (30 mil bolívares vale una caja de 2 pastillas) aunado a la alta cotización que tiene en el país cafetero son factores determinantes para explicar la exportación de este producto.

No hemos terminado de bajar las cajas cuando llegan a comprarlas. La gente se lleva los números y preguntan todos los días y no son solo hombres, hay mujeres que viajan cada quince días y se surten en las droguerías‘, comentó Ángel Padilla, encargado de una farmacia en el centro de Barquisimeto.

Padilla explica que el medicamento en Venezuela es vendido sin prescripción médica situación que hace mucho más sencillo el trámite de exportación. ‘Lo meten en un bolsillo o se lo llevan en las chaquetas. Ocultar el viagra no es un problema”, continuó el farmaceúta.

La Prensa pudo conversar con una persona que se dedica a vender productos de limpieza artesanal en el centro de Cúcuta. Este comerciante asegura que en las calles de Colombia se encuentran a venezolanos ofreciendo la pastilla hasta en 40 mil pesos, 26 mil pesos menos de los que el producto marca en las farmacias.

Los colombianos dan relajado el dinero porque ellos se están ahorrando pero para el venezolano esos 40 mil pesos son muchos bolívares. Cuando se hace el cambio de la moneda estamos hablando de unos 11 dólares lo que significa que venden la pastilla en 2 millones de bolívares”, comentó el informante.

Según el testimonio de personas que viajan constantemente a la frontera el control policial es otra de las cosas que facilita la exportación de la ‘pastilla azul”. Aparentemente los funcionarios en frontera no revisan las maletas de los venezolanos que cruzan para Cúcuta.

‘Desde Ureña uno agarra un carrito hasta el centro de Cúcuta y listo. Si las personas logran llegar a San Cristóbal con la mercancía, están resueltos porque lo demás es trámite y carretera‘, aseguró Nerio Sosa, quien trabaja como albañil en Colombia.

La fuga de medicinas es tal que en estados fronterizos como Táchira o Zulia la Federación Farmaceúta Venezolana (Fefarven) registra los mayores niveles de escasez en cuanto a fármacos de primera línea (pacientes crónicos). El viagra o sus derivados están agotadas en estas entidades.

Compartir en WhatsApp
Karla Torres

Login

Contraseña perdida?