Inicio » Locales » Vertederos de basura en plena vía 

Vertederos de basura en plena vía 

Evana Materán| LA PRENSA.- Montañas de basura, animales muertos y escombros son el paisaje en las principales vías de Barquisimeto. La contaminación del ambiente va con aceleración y sin ninguna autoridad regional o nacional que le ponga freno.

Según la Ley Orgánica del ambiente en su capítulo VI, artículo 24, se deben establecer sanciones como multas o privativa de libertad a los infractores que deterioren los suelos o las aguas. Sin embargo, en el estado no se aplican con frecuencia.

En la avenida Ribereña, sentido oeste- este a la altura del Mirador se comienzan a ver los desperdicios. Allí abundan las bolsas de basura y cartones que dan inicio a una carretera contaminada con envases de refrescos, potes de mantequilla, paquetes de harina Pan, cajas de cigarros, trozos de cerámicas y bloques.

Al llegar al puente Macuto se observan marcas de cauchos en la tierra que indican que desde algún vehículo tiraron los desechos y que con una máquina arrastraron los desperdicios hasta el río Turbio para acumular montones de basura.

En el 2006 aún las autoridades regionales protegían los alrededores del Valle del Turbio porque era considerado como una reserva ambientalista, pero 12 años después son pocos los dirigentes políticos que aún se preocupan por estos espacios. “Vemos con preocupación que no reconozcan el potencial del Turbio”, comentó Daniel Antequera, integrante de la comisión de ambiente de la Asamblea Nacional (AN), quien lamentó que las autoridades y los ciudadanos no valoren esta zona.

Recordó que ha denunciado ante el Ministerio del Ambiente las diferentes acciones que atentan contra este espacio de la naturaleza que califica como “un tesoro”.

Desde el Instituto de Vialidad del estado Lara (Invilara) se está trabajando para mantener las carreteras limpias, pero a pesar de que los trabajadores de las cuadrillas pasan rastrillo y recogen los desechos a diario no logran acabar con las rumas de escombros y desperdicios porque la gente sigue tirándolos por comodidad y sin importar el daño que generan.

“Hemos visto a personas tirando bolsas desde los camiones y cuando le hacemos el llamado de atención no hacen caso”, contó Mario Guevara, quien trabaja con una cuadrilla de limpieza en la avenida Ribereña. Lo ideal sería que fueran sancionados por el Ministerio del Ambiente para que tomen conciencia. El irrespeto a la naturaleza también lo ha sentido Eusmar Giménez, quien hasta ha recibido insultos cuando le reclama a quienes dejan la basura regada. “Se comportan como animales”, manifestó con indignación.

En la Circunvalación la basura se encuentra en ambos sentidos. A la altura de El Ujano los choferes y copilotos que van a alta velocidad aprovechan de tirar las conchas de cambur y envases de jugos que han consumido.

Esa carretera también se ha convertido en un depósito de animales muertos, pues la gente deja perros y gallinas en sacos que con el pasar de las horas expulsa malos olores que afectan a quienes viven en la zona y deben caminar por la vía.

Los consultados por La Prensa hacen un llamado a los ciudadanos para que tomen conciencia y no prolifere la contaminación.

Compartir en WhatsApp
Eva Gómez

Login

Contraseña perdida?