Inicio » Sucesos » Acribillan a jóvenes en la vía

Acribillan a jóvenes en la vía

Anaís Mendoza | LA PRENSA.- El cuerpo de Isaac José Sánchez Mendoza (24), estaba a un lado de la ave­nida Florencio Jiménez sentido este-oeste. Del otro lado de la vía, pero sentido oeste- este estaba el cuerpo de Yorman Je­sús Moreno Fernández (23), desde un carro rojo, supuestamente les dispa­raron el sábado a las dos de la madrugada.

Los jóvenes estaban en un achante en casa de una familiar de Isaac en Tierra Prometida II, cuando se les acabó la be­bida, decidieron salir a la 1:30 de la madrugada, su­puestamente a comprar una botella de cocuy. Cuenta una prima de Isa­ac que cuando los cha­mos tenían media hora de haberse marchado es­cucharon una ráfaga de tiros y ellos se asustaron.

Al parecer los chamos iban de regreso a Tierra Prometida, pero no pu­dieron comprar la bote­lla. Caminaban sentido Quíbor- Barquisimeto en ese momento llegó un carro y se estacionó. Del vehículo salieron varios hombres y comenzaron a disparar, supuestamente.

Yorman e Isaac corrieron mientras que le dispara­ban. El primero que cayó fue Yorman quedó boca­rriba, muy cerca de una quebrada el chamo tenía varios impactos de bala por el abdomen. Isaac al ver que, su pana cayó al suelo salió corriendo, atravesó la avenida tan rápido como pudo, pero los asesinos corrieron de­trás de él.

“Yunta, vente, aquí está el otro”, dijo el matón. Luego de eso “pum, pum” acorralaron a Isaac y le dispararon, por eso los cuerpos quedaron a un lado de la vía. “Era como una guerra, más de 20 tiros se escu­chamos”, dijo una prima de Isaac.

La mamá de Yorman quien estaba en casa de su hermana, sintió un mal presentimiento. Sin importar la hora se fue hacia la avenida, para ver qué pasaba; cuando llegó vio dos cuerpos, y al aso­marse se percató que uno de ellos era su mu­chacho: estaba sin vida.

La prima de Isaac co­menzó a gritar al verlo muerto. La noticia se re­gó por la comunidad rá­pidamente y a pesar de que estaba oscuro, los fa­miliares se quedaron cui­dando los cuerpos.

“Cuando lo toqué esta­ba calientico, le puse la mano en la nariz, pero Isaac ya no respiraba”, comentó la prima del jo­ven.

Bocarriba quedó el cuer­po de Isaac. El chamo vestía un suéter olor azul marino, una camisa azul clara y unos pantalones color verde.

La esposa de Isaac ex­presó que él vivía en Ma­racay, pero desde que se enamoraron, hace casi cuatro años, se mudó con ella a Tierra Prometida. “Le dije que no inventa­ra para la calle, pero se me escapó”, soltó la mu­chacha de piel morena.

Por otra parte, la mamá de Yorman detalló que con mucho esfuerzo crio a su hijo. Aclaró, que Yorman, vivía con ella en el barrio El Caribito, pero desde hace meses se mu­dó a Tierra prometida con una hermana de ella.

La última vez que lo vio fue el viernes a las 10 de la noche, le dijo que se cuidara, pues tuvo un sueño muy feo. “Le dije que se cuidara porque lo había visto co­mo está ahorita”, comen­tó la mujer destrozada.

Los familiares de los jó­venes decían con rabia que los matones eran po­licías estadales, y es que cuando amaneció un fa­miliar de Yorman, se percató que cerca del cuerpo estaba una cre­dencial policial.

El señor verificó que se trataba de un policía esta­dal. La identificación co­rrespondía al del supervi­sor agregado José Cañi­zales. Entonces comenzaron a rumorar que los asesinos eran po­licías, pero no se explican por qué los mataron de ese manera.

“Ese policía se engrasó será que cuando los per­seguía disparándoles lar­gó el carnet, todo esto es muy confuso”, concluyó el señor.

Compartir en WhatsApp
Belimar López

Login

Contraseña perdida?