Inicio » Sucesos » Sale a beber y lo matan

Sale a beber y lo matan

Anaís Mendoza | LA PRENSA.- En el medio de la calle 4 entre 1 y 2 de La Piedad Norte, en Palavecino, quedó el cuerpo de un jo­ven de 16 años. El chamo estaba en un lugar cono­cido como “Zacarías” y al salir lo tirotearon.

Se conoció que el ado­lescente, supuestamente, llegó el sábado en la no­che al lugar; una casa de rejas negras y pared ma­rrón que funciona como un “achante” donde lle­gan los chamos a beber, según comentaron los vecinos.

Al parecer, el muchacho estuvo compartiendo en el lugar y a las 5 de la ma­ñana decidió irse a su ca­sa en La Piedad Sur. El chamo, según se su­po, sostuvo una pelea en donde estaba bebiendo, luego se fue del lugar y caminó dos cuadras. Al parecer, con quien peleó, lo persiguió y siguió la trifulca, pero estaba vez el agresor le disparó en la cabeza y en el costado de­recho. A causa de las he­ridas el chamo murió al instante.

Su cuerpo quedó boca­rriba, vestía sólo un pan­talón rojo, no tenía cami­sa y tampoco lo zapatos. Se le observaba un dis­paro en la cabeza y el otro en el costado derecho, también tenía los ojos hinchados y se presume que fue a causa de la pe­lea que sostuvo.

Los vecinos estaban ate­morizados por el hecho y sólo dijeron que escucha­ron dos detonaciones cerca de las 5 de la maña­na. Otra versión que se co­noció es que el chamo cuando salió de beber en “Zacarías”, caminó casi dos cuadras, pero cuando llegó a la esquina de la calle 4 fue abordado por hampones para robarlo.

Supuestamente, el me­nor no se dejó robar y por eso trató de defenderse de los delincuentes, fue cuando le dispararon. Una vecina destacó que el chamo tenía la costumbre de ir al lugar y luego se iba a su casa ca­minando por las desola­das calles.

No es legal

Los vecinos de La Pie­dad Norte aprovecharon para denunciar y se que­jaron del lugar donde es­taba el menor tomando.“Zacarías”, es un casa donde venden bebidas
alcohólicas a menores de edad y a todas las perso­nas que lleguen, según vecinos del sector.

Destacaron que la casa sirve como un lugar clan­destino, y que los fines de semana se forman tremendas rumbas que acaban en peleas, y siem­pre salen personas heri­das.

“Ya estamos cansados de los bochinches que se forman en esa casa, es ilegal; ahí venden cerve­zas y cualquier tipo de bebidas a los menores y nadie hace nada”, destacó otro vecino. Al lugar donde mataron al menor llegó una tía y hermano del chamo, pues su mamá no vivía con él.

Compartir en WhatsApp
Tatiana Suárez

Login

Contraseña perdida?