Inicio » Guaro Mirón » Abuelos viven una época difícil

Abuelos viven una época difícil

El Guaro Mirón | LA PRENSA.- ¡Un caluroso saludo a todos mis queridos lecto­res, ya sea desde sus ca­sas o en la faena laboral!.Sin dar mucha vuelta en el tema les cuento que hoy se celebra en Vene­zuela el Día del Anciano, esa parte de la población amorosa y querida por to­dos, recuerdo que mis abuelos eran mis ídolos
cuando yo estaba peque­ño, en realidad buena parte de mi infancia la pase junto a ellos.

Sin embargo las cir­cunstancias actuales también golpean a los adultos mayores, para nadie es un secreto que la inflación nos asfixia cada día y uno se medio
resuelve con los tickets de alimentación, pero ahora imagínense uste­des llegar a la vejez, ali­mentarse, costear medi­cinas y tratamientos, co­brando un miserable sueldo mínimo, eso no lo aguanta nadie.

Hace poco estuvo en el tapete la propuesta de la Asamblea Nacional (AN) para crear la Ley del bono de alimentación y medi­camentos para los jubila­dos y pensionados en to­do el territorio nacional, pero al parecer de eso no se dijo ni pío, por eso de­cidí llamar a mi querida amiga, Bolivia Suarez, di­putada a la AN por el es­tado Lara, para que me actualizara en el tema y así darles una respuesta a mi queridos abuelitos.

Agradecido con su reci­bimiento mí estimada di­putada. Arranquemos, ¿Que ha pasado de nuevo con la Ley del bono de alimentación y medica­mentos para jubilados y pensionados?

Un placer tenerte por acá Guarito. Te cuento que lamentablemente la ley quedo en el limbo. Luego de las elecciones de diciembre donde fui­mos escogidos democráticamente por el pueblo venezolano para repre­sentar la Asamblea Na­cional, propusimos que se creará esta ley que al principio fue aprobada por la Comisión de Desa­rrollo Social, sin embar­go por orden del presi­dente Nicolás Maduro la echaron para atrás por­que supuestamente las condiciones del país no estaban dadas y un sinfín de excusas sin base. Lue­go de corregirla y presen­tarla por segunda vez también la negaron por­que Maduro la envió ha­cia el Tribunal Supremo de Justicia, ya que es su brazo ejecutor para todo y ahí quedo, no obtuvi­mos respuesta positiva o negativa.

Es triste saber eso dipu­tada. Ahora bien, ¿De qué manera esto reper­cute en nuestros abue­los? La calidad de vida va en picada sin duda alguna. La mayoría de los abueli­tos tienen que lidiar con enfermedades que re­quieren medicamentos constantes y una dieta balanceada pero con vivir con sueldo mínimo es imposible hoy en día, o compras comida o com­pras medicinas pero las dos cosas no son reales.

En los barrios me consi­go con muchas historias, casi todos se resignaron a esperar un milagro o al­gunos optan por salir a la calle a pedir dinero, sin­ceramente es inhumano que luego de trabajar por tantos años todavía no puedan descansar como es debido y que además es un derecho constitu­cional establecido en el artículo 80.

¿Pero entonces porque hay tantos obstáculos pa­ra darle luz verde a este proyecto tan humanita­rio? El problema para el go­bierno es que esta ley es ‘Anti chantaje‘, te pongo un ejemplo, ellos siguen dando becas con sus tar­jetas socialistas, claro, a quienes ellos escojan y los que estén dispuestos a ponerse una franela ro­ja e ir a marchar. Noso­tros estamos proponien­do el beneficio para to­dos los abuelos, sean del color político que sea ellos tienen su derecho y lamentablemente el go­bierno de Maduro está cometiendo un genoci­dio silencioso con esta parte importante de la población.

Y en cuanto a la dota­ción de medicinas, usted ha denunciado que en el Seguro Social ese servi­cio no continuo. ¿Toda­vía existe este mismo problema? Porsupuesto que sigue guaro y seguirá mientras no abran el canal huma­nitario que todo el pue­blo venezolano exige. Las pastillas de la tensión son costosas y muchas aparecieron a precio del dólar negro, esos son costos inalcanzables para un abuelo que cobre solo la pensión porque eso se vuelve sal y agua.

Hace poco los abuelitos y las mujeres salieron a marchar a las calles. ¿Qué opina sobre este paso que decidieron dar? Es admirable y digno de aplaudir porque los abuelos recibieron repre­sión de la Guardia Nacio­nal, muchos se cayeron y ahogaron por culpa de los gases. Lo que pasa es que perdieron el miedo porque saben que les han quitado tanto que ya no tienen más que per­der. Por eso mi llamado es a seguir en la calle de manera pacífica pero constante. De este go­bierno salimos dentro de poco, ellos buscan un es­tallido social pero debe­mos demostrar que los violentos no somos no­sotros, es hora de luchar todos juntos por la nueva generación.

Compartir en WhatsApp
Tatiana Suárez

Login

Contraseña perdida?