Inicio » Guaro Mirón » Se vino el palo de agua a la ciudad

Se vino el palo de agua a la ciudad

Guaro Mirón | LA PRENSA.- Los zapaticos se me vol­vieron nada, se me moja­ron hasta las medias con estas lluvias tan repenti­nas que al igual que a mi tomó por sorpresa a mu­chos guaros quienes pa­saron bastante trabajo, al llegar a mi casa me activé de una a tomar té y pasti­llas para la gripe porque esta lluviecitas son las que enferman.

La vía principal de La Victoria me dejó sorpren­dido, hace un tiempo la habían reparado y cuan­do pasé en el carro pensé que me iba a quedar an­clado en sitio por la in­mensa tronera que había, el bacheo no fue efectivo y pues volvieron los pro­blemas en la vía.

Los habitantes que vi­ven en la cuadra sólo po­dían mirar desde las ven­tanas sin poder salir de sus casas porque la inun­dación tapaba parte de la acera y salir significa mo­jarse los pies como me pasó a mi o usar botas de hule. Una vez más queda en evidencia las fallas en el sistema de desagüe en esta y muchas comunida­des de Barquisimeto las cuales dejan todas las ca­lles y aceras inaccesibles tanto para los transeún­tes como choferes.

Mi pana Juancho mien­tras pasaba lentamente por el cráter me gritó ¡Guaro pídele al alcalde Ramos que nos repare esta vía que ya nos tiene verde! Algunos que venían de trabajar envolvieron sus pies con una bolsa por­que no se esperaban las lluvias y me sugirieron que hiciera lo mismo pe­ro al mirarme los zapatos y ver que los tenía emba­rrados me di cuenta que ya era demasiado tarde.

Compartir en WhatsApp
Tatiana Suárez

Login

Contraseña perdida?