Inicio » Sucesos » “Fue el cuñado que lo mató”

“Fue el cuñado que lo mató”

Euseglimar González | LA PRENSA.- Discusión termina con sangre. Tirado en la ca­rretera de tierra y debajo de un charco de sangre quedó el cuerpo de Her­nán Félix Suárez Corde­ro, de 37 años. El hombre recibió una descarga de escopeta en la cabeza.

El sábado en la noche, supuestamente, Hernán estaba bebiendo junto a su esposa en Santa Inés, municipio Urdaneta, pe­ro a las a las 10:30 de la noche se fueron en moto hasta el caserío Curairi­ma.

Al parecer, Hernán co­menzó a discutir con su esposa en el caserío y allí estaba el hermano de ella. El cuñado de Her­nán tuvo un intercambio de palabras con él y se formó una discusión. En segundos, el hombre sa­có una escopeta y le dis­paró a Hernán, dejándo­lo muerto en el sitio.

“Fue Fernandito, el cu­ñado, quien mató a mi hermano. Después que cometió el crimen le robó la moto y plata”, soltó un hermano de la víctima. Cuentan que después
de que “Fernandito” le disparó a Hernán, su­puestamente, se montó en la moto y huyó. La es­posa de la víctima quedó en el sitio y, según ver­siones de las fuentes, aseguraron que estaba borracha.

“Esa mujer fue la perdi­ción de mi hermano. Se metió con la mujer equi­vocada”, decía ayer en la mañana el hermano de Hernán al momento en que sus ojos se llenaban
de lágrimas.

Un familiar contó que Hernán tenía tres años de relación con la mujer. Comentaron que hace unos meses tuvo un pro­blema con ella, pero que seguían juntos porque él
la amaba. Detallan que cuando los hermanos de la víctima llegaron a la escena del suceso le pre­guntaron a la dama qué había pasado y les contó que él la había amenazado con matarla.

“Si él la había amenaza­do tenía que denunciar­lo, ¿por qué no lo hizo?”, se preguntaba el familiar de Hernán. Al mismo tiempo que explicaba que sobre el asesinato hay
muchas versiones. Sentada en una silla en un ranchito de bahare­que con las manos en la cabeza y ojos cerrados es­taba la esposa de Her­nán. Cuando los herma­nos de él estaban alrede­dor del cuerpo no se acercó.

Conocidos de la víctima al verlo muerto se fueron a avisarle a la familia en Aguada Grande, de don­de era él. Los familiares llegaron al sitio y confir­maron que Hernán esta­ba muerto.

Los polilara llegaron a las 12:00 de la mediano­che a resguardar la esce­na y a esperar que llegara el Cicpc para hacer el le­vantamiento del cadáver. El hermano de la víctima contó que hace un año él estuvo involucra­do en un robo de unas herramientas. Al pare­cer, los hermanos de la esposa las robaron y las llevaron a la casa de Hernán, ese día la Policía lle­gó y lo detuvo, pero sólo estuvo un día preso por averiguaciones.

Hernán trabajaba orde­ñando vacas en una finca en Moroturo. Tenía apro­ximadamente año y me­dio trabajando allí.

Compartir en WhatsApp
Tatiana Suárez

Login

Contraseña perdida?