Inicio » Locales » Día del padre que deprime

Día del padre que deprime

José Miguel Najul | La Prensa.- Sólo tres de los 17 hijos que concibió Freddy Mendoza están en el país. El día del padre lo pasó trabajando, porque había descartado la posibilidad de reunirse a hacer una parrilla y tomarse unas cervezas con la familia que aún le queda cerca, porque los costos están muy elevados.

“Tenemos un país acabado. Antes era común reunirse, tomarse algo y comer con los familiares para celebrar, pero ahora es imposible”, lamenta Mendoza.

Otros se olvidaron de los regalos, porque el elevado precio no sólo se circunscribe a los alimentos y la bebida, sino a cualquier sencillo detalle, que era tradición obsequiar a los progenitores en su día.

“Es complejo compartir hoy en día en familia, comprar regalos, cuando uno tiene pocos recursos. Yo la voy a pasar con mi familia, veremos qué es lo que se puede hacer para esta fecha, porque siempre nos reunimos estos días”, comenta el señor Joel González.

Los vendedores, que abundaron en el centro de la ciudad desde los últimos días de la semana pasada, también refirieron que el costo de los obsequios había aumentado demasiado, en comparación al año pasado.

Estuvo a reventar

Uno de los centros de mayor afluencia durante la jornada de ayer fue el Cementerio Nuevo de Barquisimeto, a donde muchas familias asistieron para visitar a los padres que han fallecido.

A las afueras del camposanto, muchos compraron pequeños ramos de flores, que estaban a un precio accesible de 200 bolívares.

“Las ventas han estado buenas, gracias a Dios. A pesar de la crisis que está pasando el país, podemos decir que las familia siguen acercándose y compartiendo juntas, y sin olvidar a los padres que ya se han ido de este mundo”, expresó Sonia Reinoso, vendedora de flores del cementerio.

Compartir en WhatsApp
periodista2

Login

Contraseña perdida?