LOCALES | 24 junio, 2013 10:13 AM

Cabudare hasta el tope de basura

Montones de basura adornan las calles y avenidas de Palavecino

En las islas de las calles se acumulan bolsas de basura
Crédito: Carmen Márquez

Luis Enrique Rodríguez | La Prensa.- “Qué mala suerte hemos tenido con los dos últimos alcaldes que no le prestan atención al municipio”, manifiesta el señor Jorge Jiménez, vecino de Tarabana.

Reclama que en Palavecino los servicios públicos van de mal en peor, comenzando con la recolección de basura, pues en diferentes partes de la ciudad se observan bolsas acumuladas y desperdicios regados en las calles y aceras.

Víctor Durán, residente de la avenida Libertador desde hace 47 años comenta que el alcalde Richard Coroba, en vista de que no se lanzará a la reelección en las municipales de diciembre, “se está haciendo el loco” con los ciudadanos y está dejando al municipio sumergido en el abandono. “Claro, como ya no tiene votos que buscar, se terminó de olvidar de Cabudare”.

A lo largo de la avenida La Mata en casi todas las esquinas hay cerros de basura mal oliente y llenas de moscas. Los residentes de esa zona aseguran que hace más de tres semanas que los camiones del aseo urbano no pasan por allí.

La misma situación se repite en Las Mercedes, donde los perros callejeros hacen de las suyas y no pueden ver una bolsa mal parada porque al instante la rompen regando la basura por todos lados, llegando a los extremos de voltear las pipas, causando un desastre mayor.

Los usuarios de ambulatorio de Cabudare también se quejan, pues el frente de este centro de salud se está convirtiendo en un basurero, tanto de vecinos, como personas que pasan por allí y lanzan sus desperdicios.

“Esa basura atrae ratas, cucarachas y moscas que se meten al ambulatorio y pueden desatar una contaminación y propagar enfermedades”, asegura Mariela Espinoza, enfermera de esa institución.

En el sector La Mendera, detallan que hay niños con problemas respiratorios y erupciones en la piel causada por el mosquero que tiene invadida la comunidad.

Lo que muchos han optado por hacer, es reunir mil bolívares entre los vecinos para pagarle a un camión 350 para se lleve las bolsas de basura.

Por si fuese poco, las calles de Cabudare también son ensuciadas por ramas de árboles que son cortadas por la gente de Corpoelec y las dejan tendidas en las aceras.

“Deberían hacer el trabajo completo y recoger esos desperdicios. Tienen que trabajar mancomunados todos los organismos por la comunidad”, sentencia Javier Roa, propietario de una venta de repuestos.

Con el sol y las lluvias la basura se pudre más rápido
Crédito: Carmen Márquez

 

Los comentarios están cerrados.

NOTICIAS RELACIONADAS |